Gente&Estilo - Gente

Alyssa Milano, Phoebe en «Embrujadas», reclama a su antiguo gestor 9 millones de euros por dejarla en la ruina

La actriz ha declarado que no puede hacer frente a sus deudas

Alyssa Milano, Phoebe en «Embrujadas»
Alyssa Milano, Phoebe en «Embrujadas» - GTRES

El pasado mes de marzo los medios de todo el mundo se hacían eco de que el canal The CW no llevaría a cabo el regreso de «Embrujadas», la mítica serie de televisión de finales de los 90. Aunque desde el canal comentaron que no sería una continuación, si no simplemente una serie inspirada en «Embrujadas», la idea de relanzarla en forma de serie independiente no convenció a los seguidores de la serie, ya que no se garantizaba que Rose McGowan, Alyssa Milano, Shannen Doherty y Holly Marie Combs volvieran a interpretar a Paige Matthews, Phoebe, Prue y Piper, respectivamente.

En medio de la polémica sobre una posible vuelta de las hermanas Halliwell, a una de ellas le vendría muy bien que la serie continuase. Es el caso de Alyssa Milano, que dio vida a Phoebe. La actriz ha denunciado a su antiguo gestor financiero por haberla dejado en la ruina. Tal y como han informado algunos medios estadounidenses, Milano se encuentra en la actualidad inmersa en un pleito después de presentar una demanda por estafa contra Kenneth Hellie y su firma Hellie, Hoffer & Co.. La actriz y su marido, David Bugliari le reclaman a su antiguo gestor 10 millones de dólares (8,9 millones de euros).

En el escrito, la actriz acusa a Hellie de falsificar su firma en cheques, no pagar impuestos atrasados e inducirla a hacer inversiones en negocios donde él también había invertido. Al parecer, los problemas para la actriz comenzaron cuando quiso reformar su vivienda y, al parecer, se pagó 5 millones de dólares (4,4) por una obra que en realidad costaba 3 (2,6). Por otro lado, según cuenta Milano, el despacho de Hellie no le notificó algunas deudas que tenían sus sociedades y el retraso a la hora de pagar, la llevaron a tener que desembolsar cantidades de dinero astronómicas. Además, el gestor financiero habría transferido sin su consentimiento en cuatro ocasiones distintas un total de 351.000 dólares (313.000).

Aunque la actriz se encuentra ahora mismo trabajando en otra serie de The CW, por la que se embolsa 1,3 millones de dólares (1,1 millones), asegura que sigue sin poder hacer frente a las deudas que tiene. Quizá, volver a interpretar a Phoebe le aporte cierto desahogo económico y, quién sabe, sus poderes para paralizar el tiempo le permitan que este tipo de cosas no le vuelvan a ocurrir.

Toda la actualidad en portada

comentarios