La revista en una sesión para la revista Elle el año pasado
La revista en una sesión para la revista Elle el año pasado - Redes Sociales

Alba Carrillo: «Estoy fatal. Feliciano es un cobarde y su madre es quien lo controla todo»

La modelo a pocos días de estrenarse como presentadora en el plató de ''Hable con ellas'', está calentando motores para la entrevista que hará soltando titulares por distintos medios

MadridActualizado:

Alba Carrillo además de ser la cuarta presentadora del programa de ''Hable con ellas'', también será la primera y más esperada entrevista del programa donde por primera vez hablará ante las cámaras largo y tendido y en primera persona, sobre todo el proceso de su divorcio y desgranar la pesadilla que ha tenido que vivir junto a Feliciano López y su familia durante los once meses que ha durado su matrimonio tal y como ha ido diciendo en las últimas semanas.

Asimismo, la modelo, lejos de mantener el suspense a su entrevista, se encuentra de «ruta» sembrando titulares de lo más duros contra el tenista para calentar los motores de lo que podremos ver el próximo domingo 17 de julio en Telecinco, coincidiendo con la fecha que celebraría su primer aniversario de bodas.

Si ayer en ABC publicábamos una entrevista en exclusiva que Carrillo dio a Beatriz Cortázar donde se abría a corazón descubierto aclarando las dudas sobre las informaciones dichas de lo más impactantes: «Tuvieron que operar a mi madre y al recibir el alta decidimos que viniera a recuperarse a casa. Al ver todos los amigos que había invitado decidimos irnos al día siguiente a casa de mis padres, hasta el lunes por la tarde que regresé con mi madre, y mi hijo. Al verme discutimos. Me dijo que esa no era ya mi casa, y en el calentón fue cuando dijo que si no me iba llamaría a la policía. Luego nos tranquilizamos y decidimos que deberíamos darnos un poco de espacio para relajarnos. Siempre pensé que era una discusión de una pareja y nunca una ruptura definitiva. Ahora viendo las cosas con perspectiva entiendo por qué siempre decía que soy una exigente, tengo mal carácter, hago todo mal… incluso sé lo que va diciendo de mí. Estos días me he enterado de muchas historias y de la vida paralela que hacía durante nuestro matrimonio», aseveraba.

Portada
Portada- Diez Minutos

Y continuó diciendo: «Yo notaba cosas raras y por eso saltaba cada dos por tres, porque entonces no lo entendía. Ahora sí. Cuando volvimos a hablar fue el 9 de junio. Me citó a las diez de la mañana para anunciarme que quería divorciarse. Me quedé en shock porque estaba segura de que podíamos arreglarlo, pero entendí que no había más que decir. Lo más sorprendente es que al despedirnos dijo que igual en un año igual nos reconciliábamos», aseguraba Carrillo sobre cuando fue el punto de rutptura total con López. Hoy, es la revista Diez Minutos que vuelve a publicar unas declaraciones en exclusiva de la top en las que dice estar de lo más rota: «Estoy fatal. Me he enterado ahora de todo. Hace unos meses, sobre las fotos con una morena, os dije que era la novia de un tenista porque él me lo dijo y le creí. Le defendía a muerte porque me contó una película de indios. Hasta que me enteré de la historia, aunque a mí todo me olía a chamusquina. Lo que me jorobaba es que no tuviera vista. ¡Si nos acabábamos de casar!», confesaba la modelo añadiendo además que Feliciano López «es un cobarde» y que su suegra es «quien maneja los hilos de todo».

A pesar de todo lo dicho, Alba dice que sólo se arrepiente de haber sido tan «light» en la exclusiva que dio a ¡Hola! confirmando su separación y donde se abrió la caja de pandora de todo lo que ha venido después. Pero de ahí a que el próximo domingo se tome la revancha y ponga los «muebles en su sitio» sobre su divorcio y la personalidad desconocida hasta ahora del deportista. «Feliciano me pidió separarnos ahora y volver en unos años», revelaba ayer por boca de un amigo la modelo en el plató de Sálvame, dejando a todo el mundo una vez más expectante ante lo que ya es el culebrón del año y el incierto desenlace que todo apunta que tardará tiempo en llegar a su fin.