Los diez líos amorosos más sonados de la esfera política

Los escarceos y polémicas relacionados con el sexo y la política están intimamente ligados

MadridActualizado:

Los escarceos y polémicas relacionados con el sexo y la política están intimamente ligados y a la orden del día. La única diferencia es que algunos dimiten o les fuerzan a ello, mientras otros se aferran al cargo.

12345678910
  1. Manuel Valls (2018)

    Manuel Valls y Olivia Grégoire
    Manuel Valls y Olivia Grégoire - ABC

    Hace una semana, Manuel Valls (55 años), ex primer ministro, anunció su segunda separación de su segunda esposa, Anne Gravoin (52 años), que fue su primer amor juvenil. Mientras que ella prefirió guardar silencio, Valls escogió una revista del corazón para anunciar su ruptura: «Una separación siempre es un acto doloroso», declaró el pasado miércoles Valls a «París Match».

    Doce horas después de anunciar su ruptura con el que fuera su primer amor y segunda esposa, el ex primer ministro francés presentó a su nueva novia en una conversación informal: «Tengo una nueva pareja», dijo a algunos periodistas. Se trata de Olivia Grégoire (39), diputada del partido de Emmanuel Macron, La República En Marcha (LREM).

    Un anuncio con el que trató de evitar una exclusiva fotográfica en la que se ve a la pareja besándose y que descubría la doble vida que llevaba desde hacía meses. Grandes especialistas en la comunicación política, Valls y su nueva compañera decidieron que era «urgente» hacer público su amor, antes que se publicasen las fotos de su salida amorosa sin que ellos pudieran controlar el «ritmo» y «alcance».

  2. Donald Trump (2017)

    Donald Trump y Stephanie Clifford
    Donald Trump y Stephanie Clifford - AFP

    Durante la recta final en 2006 de su pulso por la presidencia con Hillary Clinton, los abogados del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pagaron 130.000 dólares a la estrella del cine porno Stephanie Clifford para que no aireara la ardiente cita que ambos habían mantenido diez años antes. Esta revelación sacó a la luz pública por primera vez un affaire extramatrimonial de Trump con Melania, con quien se había casado en enero de 2005.

    Durante el proceso electoral, la sucesión de denuncias de mujeres contra Trump llegó a acumular una docena de testimonios personales, que no servirían para desgastar a su presunto acosador.

    La promiscuidad sexual es consustancial a la personalidad de Donald Trump, quien ya pagó factura por su afición al adulterio cuando Ivana Trump, su primera mujer y madre de Ivanka, decidió separarse de él al descubrir su relación con la reina de la belleza Maria Maples.

  3. David Petraeus (2013)

    David Petraeus y Paula Broadwell
    David Petraeus y Paula Broadwell - Wikipedia

    En noviembre de 2013, Estados Unidos descubrió que el entonces director de la CIA y uno de sus héroes nacionales, David Petraeus, había sido infiel a su esposa, Holly, con su biógrafa, Paula Broadwell, al tiempo que ponía en riesgo la seguridad del país.

    El detonante del escándalo fue Jill Kelley, una amiga de la familia Petraeus que había recibido varios correos electrónicos intimidatorios de Broadwell. Alertada por las amenazas, Kelley contactó con un agente del FBI quien abrió una investigación que acabaría descubriendo no solo la relación entre Petraeus y Broadwell, sino que la propia Broadwell podría haber tenido acceso a información privilegiada.

    Cuatro meses después de que este escándalo sexual acabara con su impoluta carrera militar y política, el general pidió perdón por una infidelidad que dejó atónita a la sociedad norteamericana. «Permitidme que comience esta velada recalcando cómo lamento lo que sucedió y disculpándome por las circunstancias que me llevaron a dimitir de la CIA y a causarle tanto daño a mi familia, amigos y defensores», declaró.

  4. Olvido Hormigos (2012)

    Olvido Hormigos
    Olvido Hormigos - Gtres

    La concejala socialista de Los Yébenes, Olvido Hormigos, se vio en la obligación de dimitir tras trascender la autograbación de un vídeo erótico doméstico.

    El suceso se desencadenó tras distribuirse el vídeo por las diferentes redes sociales, lo que originó un gran revuelo en el pueblo. La indignación por parte de la afectada y de su entono más próximo provocó que la edil, casada y con hijos, presentara una denuncia ante la Guardia Civil, al entender que se había violado su intimidad. Los comentarios de todo tipo y la presión scoial surgidos desde que saltó la noticia provocaron que la concejal decidiera presentar la dimisión para perjudicar lo menos posible tanto a su familia como a su partido.

    Desde ese momento, Hormigos aprovechó la fama que le había aportado el vídeo para hacer caja en Telecinco participando en diversos concursos y realities y concediendo entrevistas en las que profundizaba sobre su actividad sexual.

  5. Karina Bolaños (2012)

    Karina Bolaños
    Karina Bolaños - Youtube

    «Aquí estoy sola, deseándote, esperando verte el martes. Te juro que si esta almohada fueras tú, qué no le haría». Fueron las palabras de Karina Bolaños, inmediatamente destituida de su cargo como viceministra de Cultura de Costa Rica, ante la aparición de un vídeo en el que aparecía en bragas y sujetador y muy cariñosa con su propia almohada enviando un mensaje a su amante.

    Bolaños, humillada públicamente, aseguró que había sido víctima de un chantaje. «Estuvo en mi casa una persona que contratamos para que arreglara las computadoras e instalara unas cámaras de vigilancia. Mi esposo y yo somos figuras públicas y él se valió de eso, las robó [las computadoras] y me chantajeó, me pidió dinero. Me decía que si no le daba el dinero lo publicaba [el vídeo] en la prensa, y así lo hizo»

  6. Dominique Strauss-Kahn (2011)

    Dominique Strauss-Kahn
    Dominique Strauss-Kahn - Gtres

    Casado con la periodista Anne Sinclair, Dominique Strauss-Kahn (DSK) arrastraba cierta fama de mujeriego al llegar al FMI en el año 2007. Utilizó su puesto en FMI como trampolín para ser el candidato socialista en las elecciones presidenciales galas. Su popularidad volaba alto entre los franceses y su nombre resonaba como la gran esperanza blanca de la izquierda europea.

    Entonces llegó 2011 y su carrera hacia el Elíseo saltó por los aires. Nafissatou Diallo, una inmigrante guineana, le denunció por haberla atacado el 14 de mayo de 2011, en el hotel de Nueva York donde ella limpiaba, afirmando que la había golpeado y violado.

    Cinco días después, dimitió como director del FMI. Las pruebas parecían inculpar al político, pero este fue absuelto tras un suculento acuerdo monetario con la camarera. El glamour de la fama de seductor de DSK desapareció y se destapó un rosario de sórdidos escándalos olvidados. Entre ellos, en 2012 se le acusó de estar involucrado en una red de proxenetismo internacional con orgías en París, Nueva York, Washington y Lille. Aunque él negó saber que las mujeres eran prostitutas y la Justicia le absolvió, el litigio sacó a la luz escabrosos detalles sobre su vida sexual. La depravación se impuso al talento político. Su matrimonio y su carrera se consumieron así entre truculentos escarceos y perversiones sexuales.

  7. Silvio Berlusconi (2009)

    Silvio Berlusconi
    Silvio Berlusconi - Gtres

    El «Bunga bunga», así era como se conocían a los famosos festines nocturnos de Silvio Berlusconi en los que se divertía con jóvenes y prostitutas. El ex primer ministro fue juzgado por haber pagado casi diez millones de euros a sus 23 huéspedes en las fiestas para que prestaran falso testimonio en los tribunales.

    Según la reconstrucción realizada por los fiscales, el ex primer ministro compró el testimonio de las jóvenes para que no dijeran la verdad en los juicios y negaran que la joven marroquí Karima El Mahroug había tenido encuentros sexuales con Berlusconi cuando aquella era menor.

    Berlusconi, condenado a siete años de cárcel por prostitución de menores y abuso de poder, ha fomentado desde su imperio mediático una figura de la masculinidad/feminidad adaptadas a su visión machista de las mujeres. Muchos le ven como un ídolo: dinero, mujeres y poder.

  8. Fernando Lugo (2009)

    Fernando Lugo
    Fernando Lugo - REUTERS

    La cadena de denuncias sobre paternidad contra el presidente Fernando Lugo, en su primer año de Gobierno, provocó un auténtico terremoto en Paraguay. El escándalo estuvo a punto de costarle el Gobierno, pero cuando el caso estaba practicamente cerrado, Benigna Leguizamón, una de las tres mujeres que le demandaba el reconocimiento legal de su hijo, declaró que el obispo la había violado. Benigna, joven asistenta del Obispado, relató su presunto primer contacto sexual con Lugo con todo detalle. Dijo que su chofer, hoy fallecido, la «llevó junto a Fernando, que me estaba esperando en su dormitorio. Cuando entré, cerraron la puerta y me quedé adentro. Allí me empezó a acosar y a obligarme a acostarme con él. Me violó».

    El presidente de Paraguay logró sortear la cárcel tras alcanzar un acuerdo extrajudicial con su ex limpiadora. A cambio, Benigna logró una casa en Ciudad del Este y una mensualidad de dos millones de guaraníes.

  9. Eliot Spitzer (2008)

    Eliot Spitzer
    Eliot Spitzer - ASOCIATED PRESS

    El gobernador demócrata de Nueva York Eliot Spitzerno arruinó su brillante carrera política, tras su demostrada implicación como cliente habitual de un servicio de prostitutas de lujo.

    El gobernador Spitzer casado y con tres hijas fue acusado por los manejos de dinero para pagar al desarticulado servicio de prostitutas conocido como el «Club de Emperador», con tarifas de hasta 3.500 euros por encuentros de una hora. El caso empezó en 2017, cuando una institución bancaria empezó a registrar frecuentes transferencias de dinero en metálico a través de varias cuentas del gobernador. Lo que provocó la apertura de una investigación federal entre sospechas de robo de identidad, corrupción y chantaje.

  10. Bill Clinton (1997)

    Bill Clinton Monica Lewinsky
    Bill Clinton Monica Lewinsky - ABC

    En un primer momento el entonces presidente de Estados Unidos Bill Clinton negó haber mantenido relaciones sexuales con su ayudante Monica Lewinsky, en 1995 cuando esta tenía 21 años. En 1997, cuando trabajaba ya en la oficina de prensa del Pentágono, Lewinsky reveló a una compañera que había mantenido relaciones sexuales con Clinton durante año y medio. Para probarlo, le dejó escuchar mensajes cariñosos que el presidente le dejaba en el contestador.

    El presidente le aconsejó negarlo todo, algo que hizo explotar aún más la bomba ya que la funcionaria del Pentágono utilizó una grabadora oculta en las que el presidente le aconsejaba cometer perjurio asegurándole que no había testigos ni vídeos, por lo que todo se resolvía negando los hechos.