Un momento de la exposición de Genoveva Casanova en la galería Malborought
Un momento de la exposición de Genoveva Casanova en la galería Malborought - oscar del pozo

José María Michavila se lleva a sus suegros a la exposición de Genoveva Casanova

Actualizado:

Genoveva Casanova puede poner en su currículum algo con lo que sueña cualquier artista: exponer en la Galería Marlborough de Madrid. Ya lo hizo con la muestra fotográfica que realizó hace unos meses en Reims (Francia), con motivo del 250 aniversario del champán «Ruinart Rosé». Embajadora desde hace dos años de este espumoso, ha homenajeado a la maison con «Empreintes», una obra gráfica en la que recorre el corazón de Ruinart. Las seis obras se vendieron por 800 euros y la recaudación fue destinada a la ONG Arte Down.

Pero la gran sorpresa de la noche fue que el ex ministro José María Michavila, pareja de la mexicana, se llevó a la inauguración a sus dos hijas mayores y a sus suegros, los padres de Irene Vázquez, su esposa fallecida en 2013. Al mediodía todos habían comido juntos en el restaurante El Paraguas, en lo que ha sido la presentación oficial de Genoveva a la familia política de Michavila. La jornada también terminó en familia, con una cena en el restaurante Ten Con Ten.

Esta muestra pública de apoyo total a Genoveva pone fin a los comentarios surgidos a raíz de una relación sentimental sobre la que el propio José María Michavila aclaró que había comenzado «el pasado mes de octubre», pese a que algunos lo fechan antes.

«Que mi segundo trabajo fotográfico esté en una galería como esta es un auténtico sueño», declaraba Genoveva junto a sus imágenes. «No quiero profundizar en mi vida privada, porque tengo dos hijos y debo cuidar su intimidad. Esa es la principal razón por la que intento estar al margen de esos comentarios», insistía a las preguntas sobre su relación con el político y los planes de nulidad matrimonial. La figura de la duquesa de Alba, siempre en el recuerdo, salió a colación: «Fue una mujer muy inteligente y conocía a sus hijos al milímetro», contestó Genoveva sobre la ilusión que a le hacía a doña Cayetana una reconciliación con su hijo Cayetano Martínez de Irujo. Genoveva reconoció que cuando vivía no pidió la nulidad porque era consciente del dolor que le causaría. Aun así, la mexicana confirmó la información adelantada por ABC: «Me gustaría darme una oportunidad de poder casarme por la iglesia». Y añadió: «Nunca pensé que este año iba a ser tan especial», sentenció.

Cayetano sale de Liria

Horas después, la actual pareja Cayetano, la nadadora Melani Costa, recogía un premio de belleza de la revista «Glamour» en el hotel Palace. Allí me desmintió que compartiera techo con su novio: «Cayetano sigue viviendo en Liria». De momento, pues el duque de Huéscar ya le ha indicado que deberá abandonar el palacio y mantenerse por sus propios medios, algo que ha abierto un cisma en la familia. El próximo duque de Alba quiere dejarlo claro desde el principio: es el dueño y señor de todo, así que ha dictado unas normas entre las que está quitar a Cayetano muchas de las funciones que su madre le dejaba hacer.