Artur Mas se vuelca con la boda millonaria de los Mittal
Los novios llegan a su fiesta de despedida, previa a la boda - efe

Artur Mas se vuelca con la boda millonaria de los Mittal

La orgánica del enlace hindú cuenta con el apoyo del presidente de la Generalitat, huesped del magnate en India

Actualizado:

La industria de Bollywood está basada en una cultura multicolor, musical y teatral. Este fin de semana en Barcelona se está llevando a cabo una muestra de esta fastuosidad. Desde el jueves se celebran aquí las nupcias de la hija menor del empresario del acero Pramod Mittal, Shristi Mittal. La joven de 26 años contraerá matrimonio esta noche con el banquero Gulraj Behl, de 36 años. Asisten como invitados el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, cuya estancia reciente en India facilitó el magnate.

Las celebraciones se iniciaron el jueves y los más de 1.000 invitados han ido llegando a la ciudad a lo largo de la semana. No es la primera gran boda de la familia Mittal, son reconocidos a nivel mundial por echar «la casa por la ventana» en cada compromiso. Los primos hermanos de Shristi, hijos de Lakshmi Mittal (número 41 en la lista de los hombres más ricos del mundo), se casaron en Calcuta y en París. Se calcula que el enlace parisino, para el cual se trasladaron también a más de 1.000 invitados a la ciudad luz, costó más de 60 millones de euros. La boda de Vanisha Mittal fue de ensueño, su compromiso se llevó a cabo en el Palacio de Versalles.

Su prima pequeña no quiso quedarse atrás en su boda catalana. Una fuente citada por «El Confidencial» sostiene que la cifra desembolsada por el feliz progenitor «entre todas las fiestas, alojamientos, alquileres de locales, habitaciones de hoteles y otros gastos por determinar, podría superar los 60 millones de euros». El jueves, se realizó en Barcelona la cena del compromiso, que da inicio a las celebraciones, en el Museo Martítimo de Barcelona, en las antiguas drasanas de la ciudad. Para el evento se costumizó el museo con mamparas y alfombras de color azul, para que los invitados se sintieran «debajo del agua», como en una película. Además del alquiler del espacio, la familia pagó un helicóptero para que se grabaran las llegadas de los invitados y se hiciera un video.

De acuerdo a la productora Señor Goldwind, este pequeño detallito puede costar entre 2.000 y 3.000 euros. Hay que sumar el coste del espacio, el catering, la bebida, y apenas fue el primer día. Ayer, como dicta la tradición, se llevaron a cabo las respectivas despedidas de soltero en el Hotel Arts, uno de los hoteles sede de la boda (el otro es el Hotel W). La novia y sus amigas se juntaron para almorzar y escuchar música, se dice que vieron un espectáculo de flamenco. Esta ceremonia se llama «mehendi» y en ella se decoran las manos y pies de la novia con «henna». Como ella no puede moverse, son las amigas quienes la alimentan y miman durante el almuerzo. Dos artistas que realizan este tipo de tatuajes, Aisha Abid y Sarina K. Mua, viajaron expresamente desde Londres para decorar las manos de Shristi.

Por la noche, la familia se dirigió al Pabellón italiano de la Fira de Barcelona para ver un espectáculo tipo circense con pelotas, caballos y acrobacias. Ahí también se sirvió un catering a cargo del Hotel Arts. Así mismo, la ciudad de Barcelona entregó su regalo a los novios: el espectáculo de la Font Mágica. Esta noche se servirá el plato fuerte. La boda se realizará en el Salón Oval del Museo Nacional de Arte de Cataluña, a los pies de Montjüic. El alquiler por día de este espacio ronda los 18.000 euros (más IVA, que el padré de la novia podrá después reclamar cuando vuelva a Inglaterra, donde radica). Sin embargo, cada jornada adicional de montaje y desmontaje cuesta 12.000 euros.

El museo permanecerá cerrado durante todo el sábado y las entradas del viernes son gratuitas para los visitantes, para compensar las molestias (que corren a cargo, claro, de la familia Mittal). La sala Oval, de 1.600 metros cuadrados es una de las salas para eventos más grandes de Europa y puede dar cabida hasta a 1.200 personas en un banquete. Lugar perfecto para las nupcias de una millonaria hindú.

El catering correrá a cargo del chef Sergi Arola y su equipo del restaurante Arola, del hotel Arts. Durante la fiesta se servirán más de 650 botellas de champán francés, que la familia compró directamente a Moët Hennessy España, según aclaró a este diario una fuente de la empresa.

El precio estimado que se pagó por el champagne es de 113.500 euros. Se compraron 350 botellas de Ruinart, para el brindis, a unos 50 euros cada botella. Además, se compraron también 300 botellas de Dom Perignon, para acompañar la cena. Este es considerado el mejor champagne del mundo y cuesta alrededor de 135 euros cada botella.

Sin embargo, es muy probable que la cena no se lleve a cabo hasta altas horas de la madrugada, pues en las bodas indias, como dicta la tradición, cada uno de los invitados debe pasar a felicitarlos. Un abrazo, un beso y desearles buena suerte, no es suficiente en una fastuosa boda india. Cada invitado (sí, de los 1.000, a los que previsiblemente se les habrá pagado el viaje) pasará a hacer una pequeña actuación, canción o «performance» de por lo menos dos minutos. La realidad supera a la ficción. Las películas de Bollywood son mucho más reales de lo que se piensa. Lo que pasa es que nunca antes Barcelona había vivido una, hasta ahora. Se dice que esta es la boda más cara jamás celebrada en esta ciudad.