facebook

El Porsche de Paul Walker, destrozado tras el accidente que le costó la vida

Actualizado:

La tragedia y la paradoja ponen punto y final a la vida del joven actorPaul Walker, famoso por ser el protagonista de la saga «A todo gas», centrada en las carreras de coches de lujo.

Brian O'Conner, el protagonista de las películas al que Walker ponía voz y cuerpo, siempre lograba huir a toda velocidad de las persecuciones más peligrosas. Resulta paradójico y casi una broma del destino, que Walker haya muerto en un accidente de tráfico, cuando fueron los coches los que le dieron la fama y lo que era su vida.

El Porsche rojo en el que viajaban el actor y su amigo se estrelló contra un poste de electricidad y un árbol, y luego se prendió fuego. Tras sofocar las llamas, solo ha quedado un amasijo de metal y cables.