Louboutin se enfrenta a la propaganda de la extrema derecha belga
Imagen del cartel de la polémica, con las suelas ya cambiadas de rojo a amarillo - twitter

Louboutin se enfrenta a la propaganda de la extrema derecha belga

Logra el cese de una campaña contra el Islam que utilizaba sus famosos zapatos de suela roja

Actualizado:

El diseñador francés de zapatos de lujo Christian Louboutin ha conseguido este lunes que la justicia belga ordene el cese de una campaña publicitaria de una asociación próxima a la extrema derecha flamenca donde aparecían sus célebres suelas rojas.

El tribunal de comercio de Anvers, a instancias de la compañía francesa, ha decidido que la campaña de la asociación «Vrouwen tegen Islamering» (VTI, Mujeres contra la islamización) retire en las próximas 24 horas todos los folletos en los que figuren los zapatos Louboutin, reconocibles en todo el mundo por sus famosas suelas rojas.

El cartel en cuestión mostraba las piernas de una mujer con una falda negra y zapatos de suelas rojas. Las frases dejan entender qué altura de la falda es «aceptable» a los ojos de los musulmanes, «según la sharia» (hasta los pies) hasta «lapidación» (justo bajo el trasero). El cartel está acompañado del slogan «¿Libertad o Islam?».

Las piernas pertenecen a Anke Van dermeersch, una antigua Miss Bélgica reconervertida en senadora del partido de extrema derecha Vlaams Belang.

Suela amarilla

El jefe de filas del partido, Filip Dewinter, ha publicado inmediatamente en Twitter un nuevo cartel ligeramente modificado. Todavía aparecen las piernas de la senadora (ahora acostada) con la misma escala, el mismo slogan y unos zapatos muy similares. Sin embargo, ahora tienen la suela amarilla.

Anke Van dermeersch ha tachado de «decisión política» el dictamen del tribunal. La campaña es una modificación de un cartel imaginado por una estudiante canadiense, Rosea Lake, que había titulado su trabajo «Juicios». La joven creó su cartel para denunciar los juicios sexistas de los que son víctima las mujeres y ha presentado una denuncia contra el empleo de su cartel por el partido de extrema derecha flamenco.