Doña Letizia, con los brazos descubiertos, saluda a Ángelica Rivera
Doña Letizia, con los brazos descubiertos, saluda a Ángelica Rivera - EFE

El secreto de los brazos de la Reina Letizia

Los brazos ultra tonificados de Doña Letizia durante su viaje a México no han dejado indiferentes a los medios de comunicación del país centroamericano

MADRIDActualizado:

Los brazos ultra tonificados de la Reina Letizia durante su viaje a México no han dejado indiferentes a los medios de comunicación (y redes) del país centroamericano, que han invertido mucha tinta en alabarlos, y unos pocos caracteres en criticarlos.

Una minoría considera que son unos brazos demasiado musculados («¿Será vigoréxica?», se preguntan) pero sus adoradores alaban sus modelados hombros. «Son brazos bien trabajados, fruto de una dieta pobre en grasas y rica en proteínas, y probablemente de clases de yoga Iyengar», indica Manuel Luque, director de la Escuela Internacional de de yoga.

«Esta modalidad es la que mejor muscula el cuerpo porque las posturas se mantienen durante más tiempo, por lo que los músculos tienen que hacer un esfuerzo mayor», explica. Marcos Flórez, director de estarenforma.com, considera que el deltoide lateral y el tríceps se marcan tanto simple y llanamente porque está extremadamente flaca. «Es el mismo efecto que el de los niños muy delgados, que parece que tienen unos abdominales súper fortalecidos, y lo que no tienen es ninguna capa grasa que los recubra», explica este entrenador.

Pero si pidiéramos que levantasen la mano a nuestras lectoras de más de 45 años que se atrevan a lucir los brazos desnudos en invierno, pocas veríamos alzadas. A partir de cierta edad no es fácil superar «la prueba del salero». La falta de tono muscular, la pérdida de colágeno y elastina de la piel y el aumento de la grasa tienen como resultado las llamadas «alas de murciélago». Y nuestra Reina supera, y con matricula, la prueba del salero, y la del hip-hop.