Gwyneth Paltrow
Gwyneth Paltrow - Dave Bedrosian

Gwyneth Paltrow, la «reina de la belleza» más cuestionada

La actriz ahora quiere dedicarse en exclusiva vender tratamientos de belleza y productos saludables

MadridActualizado:

Gwyneth Paltrow reunió recientemente en Los Ángeles a 600 mujeres -Cameron Díaz, Nicole Richie y la modelo Miranda Kerr, entre otras- para instruirles sobre la vida saludable, con productos y tratamientos naturales que recomienda en «Goop», su web. Allí hemos leído desde cómo la actriz y empresaria se dejó picar por abejas para reducir inflamaciones hasta asuntos íntimos como su interés por el vapor vaginal para evitar infecciones. El objetivo de la primera «Cumbre Wellness de Goop» -habrá otra en Nueva York, en enero-, era precisamente «dar a conocer éstas y otras herramientas para lograr la mejor versión de ellas mismas».

La jornada tenía tres precios (500, 1.000 y 1.500 dolares) e incluía charlas sobre alimentos ecológicos o terapias alternativas, barra libre de zumos y agua de coco, y mimos como manicuras, masajes, bar de oxígeno, peluquería exprés y bolsa de «chuches» (con preservativos no tóxicos y desodorante de bergamota). Los niveles superiores accedían a clases de fitness o yoga, y el almuerzo orgánico con Paltrow y sus ilustres ponentes. «Este proyecto requiere casi todo mi tiempo», declaró la actriz esta semana, al tiempo que indicaba que su carrera quedará en segundo plano.

Fuertes críticas

La prensa norteamericana fue implacable con Paltrow, calificando su proyecto de una carísima tontería. «Puedo entender las críticas sobre el precio, pero de estas reuniones se sale con herramientas prácticas y sensaciones muy positivas si quieres hacer un cambio de vida», asegura la periodista Mercedes Torre, que tras 18 años al frente de «España Directo» y «Madrid Directo» se reconvirtió en una reconocida terapeuta de medicina tradicional china. Junto con su socia, la entrenadora neuro-motivacional Blanca Holanda, imparte los talleres «Las claves del bienestar», para mujeres de todas las edades, «que quieran aprender los secretos del bienestar, es decir, la felicidad», cuenta. Las jornadas duran 8 horas, y se dan charlas sobre pensamientos positivos, cursos de cocina saludable, etc. ¿Los precios? Desde 100 eros, y se pueden realizar a medida y a domicilio.

En España este tipo de reuniones se están convirtiendo en un fenómeno social y son cada vez más las personas que dejan sus brillantes carreras para apostar por este estilo de vida más pausado. Es el caso de Verónica Blume, quien, después de 10 años trabajando en la moda, sintió la llamada de «no quiero más, lo dejo todo y me voy», descubrió el yoga, y abrió su propio estudio. «No solo enseñamos esas posturas tan bonitas que sacamos en Instagram», declaró durante la presentación del programa «Desconexión Total» del canal de televisión A&E. «Enseñamos una manera de respirar, de vivir que es perfectamente compatible con la vida moderna. De vez en cuando hay que parar y desconectar para volver a conectarse», aseguró.

La ejecutiva de banca Ara Rosón abandonó el sector financiero para crear «Natural lift», un programa de belleza a base de masajes, yoga facial, face ball y gua-sha, que levanta el rostro en dos meses. «No solo lo aplico en mis clientas, también realizo talleres donde enseño rutinas de belleza fáciles de ejecutar que previenen el descolgamiento facial sin métodos invasivos», indica.

Del fútbol al masaje

Otro ejemplo es el de Aitor Ocio, exfutbolista el Athletic de Bilbao, que dejó el club rojiblanco para dedicar más tiempo a su hija Naia, fruto de su relación con la modelo Laura Sánchez. Abrió la clínica estética Henao y el centro de terapias orientales S’Thai en Bilbao, «un templo de masajes con terapeutas procedentes de los mejores spas de Tailandia, Malasia e Indonesia, que de vez en cuando cerramos para empresas y grupos de amigos, que quieren desconectar con su estresante vida y aprender a relajarse». ¿El precio de esta desconexión? A partir de 40 euros por persona.

¿Más? Juan Arance, tras más de una década de frenética carrera en la moda como responsable de las colecciones de accesorios de Chanel, Louis Vuiton o Lanvin en París, decidió empezar una vida sin prisas. Con la convicción de que sólo a través de una rutina sana y plena se puede alcanzar el equilibrio, creó retiros holísticos en lugares paradisíacos y desde hace un año organiza jornadas «mind and body detox» con talleres de cocina vegetariana, conferencias, clases de meditación y yoga. «Son micro retiros en versión urbana», explica. Duran entre 3 y 4 horas y se hacen de forma personalizada e itinerante, cada mes o mes y medio. ¿Próxima parada? El 25 de Junio en Hermosilla, 21 (Madrid). ¿El precio? También, desde 40 euros. Gwyneth, toma nota.