La actriz madrileña, Blanca Suárez
La actriz madrileña, Blanca Suárez - ABC

Blanca Suárez: «Vivo el feminismo con calma, pues es lo que me han enseñado»

Para la estrella más bella del cine español, «aprender a comer» es una asignatura pendiente

MadridActualizado:

La carrera de Blanca Suarez circula como un fórmula 1. Está inmersa en el rodaje de «Tiempo después», la próxima cinta de José Luis Cuerda y ha terminado de rodar esta semana la tercera temporada de «Las chicas del cable», un papel que le ha valido el premio Platino del Cine Iberoamericano a la mejor interpretación femenina en una teleserie. «La nueva temporada es muy intensa y va a sorprender al espectador», adelanta la actriz a ABC. «Solo puedo desvelar que ya entran los años 30, cambiamos de look y si la trama ya era oscura, yo creo que era una preparación para esta tercera». Se considera una mujer muy diferente a Lidia Aguilar, el personaje más enigmático del grupo de telefonistas, «aunque es inevitable que ella adopte detalles de mi personalidad».

Blanca se define tan feminista como las chicas del cable, que luchan por una independencia laboral y personal que entonces se les negaba. «Lo soy, pero lo vivo desde la calma porque es lo que me han enseñado. Mi madre lleva trabajando desde que era adolescente y lo ha compaginado con sus estudios, con la maternidad He nacido con todo eso encima de la mesa y creo que está muy bien recordar que no está todo el camino ganado».

Igual que a Lidia, le gusta cuidar su aspecto. Declara que utiliza los mejores productos para borrar las huellas que los rodajes le dejan, pero su rutina «beauty» diaria es simple: limpieza, tónico «cerrador de poros» e hidratación. Cuando tiene un rato libre usa mascarillas o peelings caseros, «y si puedo, voy a un centro a que me mimen». Su asignatura pendiente es aplicarse crema corporal («me da mucha pereza en invierno») y su cosmético fetiche es la máscara de pestañas. Respecto a su dieta, está intentando aprender a comer, «porque me interesa el tema de la alimentación». Y procura hacer ejercicio para gestionar el estrés más que para mantener la báscula.

Icono de estilo

Dueña de una belleza indiscutible y con la mirada más intensa del cine español, la intérprete madrileña se ha convertido en un icono de estilo y casi a su pesar, en una prescriptora de tendencias, con más de 2 millones de seguidores en Instagram. A pesar de eso, no se considera una influencer, sino una persona que publica lo que quiere que sus seguidores sepan de ella. «Es una línea muy peligrosa y debes marcar los límites de las redes sociales», ha declarado recientemente. Lo que sí le gusta es ser la musa de «Femme», un perfume que cumple 20 años de éxito y que ha pensado en ella «por tener una elegancia natural y no necesitar nada para potenciar su belleza, solo ser ella misma». Según Blanca «es muy halagador que piensen en mí porque encajo con el nuevo aire que quieren dar a esta fragancia de Ángel Schlesser». Asegura que es su perfume favorito «porque es sencillo y autentico». Y no le es «infiel» porque le gusta que su aroma sea parte de ella. ¿A qué le gusta que huelan los hombres?: «A limpio», contesta. ¿Será eso lo que le ha conquistado de Mario Casas?