¿Es posible el embarazo en una relación sexual sin penetración?

El embarazo es posible sin que haya penetración en la relación sexual, aunque esto no sea frecuente. Lo primero que has de saber es que, para que haya un embarazo, es necesario que la mujer se encuentre en el periodo fértil de su ciclo menstrual (es decir, preparándose para ovular, ovulando, o hasta 24 horas después de la ovulación). Además, lógicamente, hace falta que los espermatozoides del varón lleguen hasta el óvulo.

Para hacer posible que los espermatozoides lleguen hasta el óvulo, en los días próximos a la ovulación, el cuello del útero fabrica una secreción mucosa que en el momento en que la mujer es más fértil es transparente y elástica (parecida a la clara de huevo). Esa secreción sale al exterior a través de la vagina y la mujer puede verla en sus órganos externos (la vulva), por ejemplo cuando se limpia con el papel higiénico, o en la ropa interior.

La secreción cervical facilita la entrada de los espermatozoides al útero de la mujer y les proporciona los nutrientes adecuados para que sobrevivan y puedan llegar a fecundar el óvulo. Por eso, los espermatozoides pueden sobrevivir entre 3 y 5 días dentro del cuerpo de la mujer si entran en contacto con esta secreción cervical fértil.

En una relación sexual con penetración, el varón eyacula dentro de la vagina de la mujer. Si la mujer tiene secreción cervical, los espermatozoides pasan rápidamente de la vagina al útero para seguir su recorrido hasta la trompa, donde uno de ellos podrá fecundar al óvulo, produciéndose el embarazo. Si todavía no ha ocurrido la ovulación, los espermatozoides se podrán quedar en la secreción cervical, “esperando” a que salga el óvulo.

Aunque no haya penetración, el semen del hombre puede entrar en contacto con la vulva de la mujer, y por tanto con la secreción cervical que llega hasta los órganos externos de la mujer durante su periodo fértil. Los espermatozoides pueden, entonces, desplazarse por la secreción, entrar en la vagina y seguir su recorrido hasta alcanzar el óvulo.

Por tanto, sí es posible que se produzca el embarazo sin que haya penetración en la relación sexual, si los espermatozoides encuentran secreción cervical fértil en la vulva.

 

ABC

Copyright © DIARIO ABC, S.L.