Davidelfín Davidelfín: Destrucción y reconstrucción

  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
  • Imagen del desfile
Imagen del desfile

Inspiración: «El mismo amor, las mismas inquietudes, temores y obsesiones», dice el diseñador. La colección se llama «Tautología», repetición de un mismo pensamiento expresado de distintas maneras. 

Cortes: Rectos y limpios. Costura desestructurada, el diseñador arranca las mangas, superpone solapas de blazers en blusas, esmoquins recortados... 

Colores: Blanco, negro y azul klein, con toques intensos en cinturones. 

Ambiente: Lleno total en las gradas. Bimba Bosé (su musa, modelo, amiga y socia) se lleva los aplausos de la primera fila. Suena «Each man kills the thing he loves», con letra de Oscar Wilde, y termina el desfile como suele hacer, con Fangoria. Todos bailan «Entre mil dudas» en primera fila, desde Alaska y Mario Vaquerizo a Carmen Lomana.

  • ABC.es