AFP

«Winter is coming»: sindicatos de Siemens Gamesa preparan movilizaciones contra los despidos

La compañía recortará hasta 6.000 empleos tras reducir sus ingesos un 12% en su primer semestre como fusionada

BilbaoActualizado:

Siemens Gamesa anunció ayer un duro ajuste de la plantilla que podría afectar a cerca de 6.000 trabajadores en un plazo de seis meses. La compañía, fruto de la unión entre la filial eólica del grupo alemán y el fabricante de aerogeneradores vizcaíno, registró en su primer semestre unos ingresos de 5.022 millones de euros, lo que supone una caída del 12% interanual. Una situación crítica que el sindicato CC.OO. achaca a que los inversores «no han confiado» en la actual dirección y a la falta de «integración» entre «antiguos competidores».

A través de un comunicado, el sindicato ha mostrado su «rechazo a cualquier ajuste de la plantilla», y ha anunciado que tratará de coordinarse con el resto de centrales para iniciar movilizaciones: «Lamentablemente… Winter is coming», ha sentenciado CC.OO. en alusión a la famosa cita de Juego de Tronos. Asimismo, ha reclamado a la dirección de Siemens Gamesa «el cumplimiento del artículo VI del Convenio de Oficinas», que establece el acuerdo de «medidas no traumáticas» con anterioridad a la presentación de cualquier expediente ante la administración.

La principal señalada por la central es la dirección de Siemens Gamesa, que, a su juicio, «ha decidido que una parte de los anunciados ahorros de 230 millones de euros en los próximos años por sinergias de la compañía sean a costa de los trabajadores». Eso, ha añadido, «al margen del plan de negocio que se anunciará previsiblemente en febrero de 2018». En este sentido, los sindicalistas han admitido ser incapaces de «entender esta decisión» en el marco de una empresa «consecuente y cabal».

«Se decide meter la tijera en un tiempo récord de seis meses –han lamentado–. Atrás quedaron esos maravillosos augurios, ese barco que iba a llevarnos a ser una gran compañía».

Falta de integración

Por otro lado, CC.OO. ha señalado que, a lo largo de este semestre, muchos trabajadores han transmitido su frustración ante la falta de integración de sus compañeros, «antiguos competidores» que todavía «no se han mentalizado para dejar de serlo» y aún «hacen caso a las antiguas estructuras» de la firma: «Es muy difícil trabajar con esta situación en el día a día», subraya el sindicato.

En lo que respecta a la caída de las acciones, sostiene que a quien «habría que preguntar» es a Deutsche Bank, el banco que más participaciones ha retirado en las últimas semanas. «Básicamente los inversores no han confiado en la dirección –ha alegado–. Puede que sea por la incertidumbre de que no saben cómo va a funcionar. El dinero huye de las incertidumbres».

Caída en Bolsa

La decisión del grupo no ha tardado en repercutir sobre su posición en el Ibex 35. Este martes, Siemens Gamesa ha perdido un 5,4%. Junto a ella también cotizaban en rojo Iberdrola, que perdía un 0,13%, después de anunciar un beneficio de 2.416,6 millones hasta septiembre, un 18,4% más, gracias al negocio internacional, y Gas Natural, que caía un 0,02%, tras recortar un 14,7% su beneficio en los nueve primeros meses, hasta 793 millones.

En el lado de las ganancias se situaban Santander (+0,92%), Bankinter (+0,81%), BBVA (+0,78%), Sabadell (+0,77%), Repsol (+0,75%), Técnicas Reunidas (+0,74%) y ArcelorMittal (+0,72%).