Mari Mar Blanco, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo
Mari Mar Blanco, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo - EFE

Las víctimas de ETA tachan de «farsa» la ponencia de Memoria del Parlamento vasco

Mari Mar Blanco denuncia que la banda trata de «blanquear» su pasado criminal

BilbaoActualizado:

Lejos de unificar a la sociedad vasca, por el momento la ponencia de Memoria que tendrá lugar este miércoles en el Parlamento no ha logrado más que enfurecer a los damnificados por ETA. El detonante de la polémica fue el anuncio de la participación en el foro del expreso Unai González, quien fuera condenado a seis años de cárcel por su pertenencia a Jarrai, uno de los brazos juveniles afines a la banda. A las protestas de Covite y AVT se sumó ayer la Fundación de Víctimas del Terrorismo, cuya presidenta, Mari Mar Blanco, advirtió que invitar a los radicales a este tipo de actos no es más que un intento de «blanquear» el pasado criminal de la organización.

La hermana de Miguel Ángel Blanco, concejal asesinado por ETA en 1997, manifestó en un comunicado su «total rechazo» a la ponencia de Memoria y Convivencia que se reanuda hoy en la Cámara autonómica. Una «nueva farsa» que, en la que, a su juicio, se equipararán «víctimas y victimarios» para «disfrazar el daño causado» por el terrorismo de ETA.

«Para las víctimas, el momento actual es de especial importancia por la sucesión de actos y declaraciones que buscan blanquear lo acontecido -explicó-. Un burdo intento por reescribir la historia al que este miércoles se suman la mayor parte de los partidos políticos con representación en la Cámara vasca, excepción del PP, al dar voz a un miembro de ETA condenado por pertenencia a Jarrai, cuya comparecencia fue aceptada por PNV, PSE y Elkarrekin Podemos a propuesta de EH Bildu».

A pesar de todo, Blanco añadió que las víctimas de ETA, amenazadas a día de hoy «por ese riesgo que supone una versión tergiversada de la historia reciente» del país, «jamás» permitirán que nadie «reescriba el relato». En esta línea, advirtió que el colectivo no cesará «en la obligación de preservar la única narración posible de los hechos, la que se basa en la verdad, la memoria, la dignidad y la justicia».

12 testimonios

A lo largo de los distintos actos que se sucederán a partir de hoy en el Parlamento vasco expondrán su testimonio un total de 12 personas. A petición de EH Bildu, Unai González lo hará en calidad de víctima de la «dispersión», dado que su suegra murió en un accidente de coche en una de sus visitas a la cárcel. Asimismo, participarán seis damnificados por ETA, uno por el GAL, uno por la ultraderecha, uno por torturas, otro por abusos policiales y, por último, el criminólogo José Luis de la Cuesta, presidente del Consejo Vasco de participación de Víctimas del Terrorismo.

Este miércoles tendrá la palabra Josu Elespe, hijo del teniente de alcalde socialista de Lasarte-Oria Froilán Elespe, asesinado por ETA el 20 de marzo de 2001 en un bar del municipio. También expondrá Rosa Lluch, hija del historiador y exministro socialista Ernest Lluch, que murió el 21 de noviembre de 2000 tras recibir dos tiros en la cabeza en el garaje de su domicilio de Barcelona.