José Carlos Margüello, junto a María Nieves Fernández
José Carlos Margüello, junto a María Nieves Fernández - EFE

Varios excargos del PNV se sientan de nuevo en el banquillo de acusados por el «caso Margüello»

Exaltos cargos del Departamento de Sanidad están acusados de generar un quebranto de 6,8 millones a las arcas públicas

Actualizado:

Este lunes dará comienzo el juicio por el «caso Margüello», que volverá a sentar en el banquillo a varios exaltos cargos del PNV. Entre los acusados se encuentran el exjefe de Calidad del Hospital de Cruces, José Carlos Margüello; así como una testaferro y otros dos exmandatarios del Departamento de Sanidad del Gobierno vasco. La Audiencia de Vizcaya valorará su responsabilidad en el quebranto de 6,8 millones a las arcas públicas producido por supuestas irregularidades en la externalización de servicios sanitarios. En la sesión del próximo miércoles testificará también que fuera consejero de Sanidad, Gabriel Inclán.

Los acusados se enfrentan a penas que suman los 40 años de cárcel. En concreto, la petición de la Fiscalía es de 11 años de prisión para el exdirector de Sanidad, José Ramón Elorriaga; José Carlos Margüello y la socia de este, María Nieves Fernández. Además, solicita otros cinco años para el viceconsejero de Sanidad, Rafael Cerdán. El Ministerio Público considera que todos ellos prevaricaron para presuntamente beneficiar con contratos de Osakidetza a empresas que estaban vinculadas al exjefe de Calidad del Hospital de Cruces.

Por ello, la Fiscalía acusa a esas cuatro personas de delitos de prevaricación en concurso medial con un delito de malversación, fraudes ilegales contra la Administración pública y un delito de negociaciones y actividades prohibidas a funcionarios públicos, ya que habrían cometido irregularidades en las contrataciones de servicios por un importe total de 6,8 millones de euros.

Además, en su escrito reclamaba que abonen conjunta y solidariamente una indemnización al Gobierno vasco con esa cantidad de 6,8 millones en la que se cifra el perjuicio económico causado, en caso de ser finalmente condenados.