Iñigo Urkullu (d), junto al ministro de Inmigración del Gobierno de Quebec, David Heurtel
Iñigo Urkullu (d), junto al ministro de Inmigración del Gobierno de Quebec, David Heurtel - EFE

Urkullu viaja a Quebec, el espejo en el que se mira el PNV para realizar una consulta «legal y pactada»

El lendakari pide el reconocimiento del País Vasco como «nación»

BilbaoActualizado:

El lendakari visita estos días Quebec, la provincia canadiense que, en los últimos 40 años, ha realizado hasta dos referéndums de independencia. Ello ha convertido al territorio en un ejemplo a seguir para las corrientes soberanistas de Cataluña y País Vasco, que insisten en la celebración de sendas consultas de carácter «legal y pactado». El propio Íñigo Urkullu ensalzó antes de partir el «modelo de conciliación de los principios de legalidad y democrático» del que a su parecer hizo gala el país norteamericano al permitir la autodeterminación.

Ayer, el jefe del Gobierno vasco reiteró en el Consejo de Relaciones Internacionales de Montreal (Corim) su admiración por el «valioso» modelo de Quebec. Acompañado por su consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, Urkullu anunció su intención de avanzar por una «vía vasca» que busca el «reconocimiento de la realidad nacional propia» y «la asunción de la plurinacionalidad del Estado español». Se trata, a grandes rasgos, de «desbloquear el debate sobre soberanía mediante el compromiso de bilateralidad».

En su discurso, el dirigente nacionalista explicó que los procesos separatistas que tuvieron lugar en Canadá y Escocia constituyen un ejemplo de «diálogo» entre administraciones que, puntualizó, es necesario exportar a España: «En Cataluña o Euskadi nos encontramos ante un problema político que necesita una respuesta política –alegó–. El marco legal, o su interpretación, deben poder adaptarse a la realidad social del tiempo en que ha de ser aplicado».

El viaje de Urkullu a tierras canadienses se ha producido, de hecho, en un momento de máxima tensión entre el Gobierno estatal y los ya exlíderes de la Generalitat. En esta línea, instó a la Unión Europea a «dar respuesta a las aspiraciones de las diversas naciones que la conforman». El lendakari hizo mención a la «Directiva sobre Claridad» canadiense, que regula los pasos a seguir ante el surgimiento de procesos secesionistas.

Cambio de denominación de Spri

No es el autogobierno el único propósito del Gobierno vasco en Quebec. Este martes, Tapia ha anunciado el cambio de denominación de sus oficinas en el extranjero, que hasta ahora se conocían como «Sociedad para la Transformación Competitiva» (Spri) y que pasarán a llamarse «Agencias vascas de Internacionalización» (Basque Trade and Invest). En palabras de la consejera, este movimiento supone un «paso cualitativo» de la Comunidad Autónoma «en la gestión de su estrategia internacional».

El decreto de creación de esta nueva agencia ha sido aprobado hoy por el Consejo de Gobierno, que celebra su habitual reunión por videoconferencia debido a la presencia de Urkullu y Tapia en Canadá.