El asesinato tuvo lugar en un domiclio de Portugalete
El asesinato tuvo lugar en un domiclio de Portugalete

Siete años de cárcel para el hombre que asesinó a su madre con Alzheimer «por amor»

El procesado tenía intención de suicidarse después de cometer el crimen

BilbaoActualizado:

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Vizcaya ha condenado a siete de años de cárcel a José Ángel G.L., el hombre que asestó una puñalada mortal a su madre el pasado enero en Portugalete. La víctima, Elvira L.G., tenía 93 años y padecía un estado avanzado de Alzheimer. Su hijo anunció en el juicio su intención de suicidarse tras consumar el crimen, que formaba parte de su plan para «acabar con el sufrimiento de los dos».

Los hechos se remontan al 6 de enero de 2017, cuando el procesado asesinó a su madre en su domicilio de Portugalete. Su objetivo era quitarse la vida después de cometer el homicidio, algo que trató de llevar a cabo hasta en dos ocasiones. Primero, a través de la ingesta de pastillas, alcohol y cocaína. Como no consiguió matarse, se asestó dos puñaladas en el abdomen que tampoco resultaron mortales. Finalmente, y después de cuatro días conviviendo junto al cuerpo inerte de Elvira, José Ángel decidió avisar a unos amigos de la familia.

Durante la primera sesión del juicio, el matricida aseguró que llevó a cabo el asesinato «por amor» a su madre, pues «no tenía con quien dejarla» antes de suicidarse: «Quería acabar con el sufrimiento que llevábamos los dos», explicó José Ángel, que admitió consumir drogas desde los 17 años. La fiscal pidió para él una pena de 21 años de cárcel, mientras que la defensa abogó por ingresarlo en un centro psiquiátrico.

El jurado popular ha declarado culpable de homicidio al acusado, al que le ha aplicado la eximente incompleta por trastornos ligados a sus adicciones al alcohol y las drogas. A la vista de las apreciaciones del veredicto, la Fiscalía rebajó su petición de pena a 15 años menos un día de prisión. La defensa, por su parte, solicitó ocho años de cárcel o diez de internamiento como máximo para que José Ángel recibiera tratamiento psiquiátrico y fuera evaluado regularmente.

Sin embargo, el juez ha rebajado la condena hasta siete años concurriendo la eximente incompleta de anomalía o alteración psíquica, y la agravante de parentesco. Contra esta sentencia puede interponerse recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en el plazo de diez días hábiles siguientes al de la notificación de la sentencia.