FERNANDO GOMEZ

El Servicio vasco de Salud estudia permitir a sus médicos jubilarse a los 68 años

La edad de jubilación se subió hasta los 67 años en septiembre de 2013, ha recordado el consejero de Salud

BilbaoActualizado:

El consejero vasco de Salud, Jon Darpón, ha anunciado que su Departamento está valorando «pactar con la parte social un incremento en la edad de jubilación» hasta los 68 años para aquellos médicos de Osakidetza que deseen permanecer en activo.

El consejero vasco ha repasado este miércoles las principales fortalezas y retos del sistema vasco de salud en el Fórum Europa -Tribuna Euskadi en Bilbao, donde también ha sido cuestionado sobre la posibilidad de que la edad de jubilación de los facultativos pueda ampliarse hasta los 68 años para paliar la falta de profesionales.

Darpón ha recordado que la edad de jubilación «se subió hasta los 67 años» en septiembre de 2013, de manera que se permite prorrogar voluntariamente la vida laboral hasta esa edad, y ha admitido que se está «valorando volver a pactar con la parte social un incremento».

El consejero ha indicado que no se trata «de un tema sólo del sector sanitario», sino que «hoy en día las personas llegan a los 65 años en muy buenas condiciones físicas», algunos de los cuales «acumulan una gran cantidad de conocimiento».

Por ello, ha planteado «por qué no» van a poder seguir trabajando «de forma voluntaria» si «les necesitamos», y ha advertido de que formar a un nuevo médico requiere «más de doce años dependiendo de cuál sea la especialidad». A su entender, esta cuestión no debe tratarse «como un tabú».

Asimismo, ha señalado que garantizar el relevo generacional y reducir la temporalidad constituyen unos de los retos principales del sistema sanitario vasco ya que, según ha advertido, la edad media de la plantilla en Osakidetza es de 52 años. Por ello, ha indicado, va a haber «jubilaciones más numerosas en un futuro próximo».

Con este objetivo, ha recordado, se han adoptado medidas como la ampliación de la plantilla estructural de Osakidetza en 700 nuevas plazas aprobada en 2016, la modificación de los criterios de contratación temporal realizada a principios de este año «dando prioridad a los contratos estables a través de interinidades», la revisión de los procedimientos administrativos de las ofertas públicas de empleo para intentar completarlas en un plazo de 24 meses, y la reciente aprobación de un concurso de traslados con 3.004 plazas.

Asimismo, ha destacado que se ha adoptado el compromiso de convocar «OPE bienales» con las vacantes generadas. Actualmente, se está finalizando la OPE de 2015 con 1.014 plazas y a principios del próximo año se pondrá en marcha la OPE de 2017 con 3.335 plazas. La previsión es que antes de fin de legislatura se convoque una nueva oferta con las vacantes generadas 2018 y 2019.

Realidad económica

El consejero ha asegurado que su Departamento tiene «el objetivo de llegar a un nuevo acuerdo de condiciones laborales» en Osakidetza, donde continúa vigente el firmado en 2007 «para tres años». No obstante, ha precisado que, en materia de negociación colectiva, «no vamos a perder de vista ni la realidad económica ni la eficacia del servicio de salud».

Por otro lado, ha afirmado que el Gobierno Vasco va a continuar reclamando al Ejecutivo central la eliminación de la tasa de reposición para las administraciones públicas para «poder convocar las plazas disponibles».

Darpón ha explicado que Euskadi está utilizando «toda nuestra capacidad de formación en las convocatorias MIR» para la reposición de médicos y se ha solicitado al Ministerio de Sanidad «nuevas plazas», así como «la competencia propia de acreditación de las mismas».

En cualquier caso, preguntado por las advertencias sobre escasez de profesionales en algunas especialidades por parte de colegios profesionales, ha recordado que Euskadi tiene 5,4 médicos por cada 1.000 habitantes, por encima de la media de 4,7 en el Estado y de 3,5 en la UE-27.

«Ahora decir que nos faltan médicos... Cuando alguien nos mira desde fuera, nadie diría que nos faltan, dirían 'organicen ustedes de otra forma», ha planteado el consejero, que ha indicado que, aunque «es probable que tengamos algún problema puntual y que en periodos de vacaciones tengamos que organizar las coberturas de otra forma, el sistema sanitario de Euskadi va a dar una respuesta adecuada».