Los presos de ETA piden por carta a los Gobiernos vasco y navarro que acaben con su «sufrimiento»

Los reclusos exigen acabar con la política de dispersión «asesina» del PP

BilbaoActualizado:

Los presos de ETA pertenecientes al colectivo EPPK han comenzado a enviar cartas a altos cargos de los gobiernos vasco y navarro en las que exigen el fin de su dispersión. Los presidentes de ambas Comunidades Autónomas, Íñigo Urkullu y Uxue Barkos; así como otros representantes nacionalistas, han recibido misivas personalizadas de los reclusos en las que les piden, «en la medida de su responsabilidad», que hagan «lo necesario» para acabar con su «situación de sufrimiento».

En sus cartas, dadas a conocer por Berria, los miembros de la banda terrorista encarcelados dan nota de la prisión en la que están «deportados» y los kilómetros que sus familiares han de recorrer para visitarlos. En este sentido, afirman que la culpa de su situación la tienen el PP y el PSOE, que pusieron en marcha hace casi tres décadas una «política de deportación y dispersión» con el «apoyo total y la asesoría precisa del PNV».

«Hoy en día, el Gobierno del PP aún se niega a traer a los presos vascos a Euskal Herria y no quiere dar por finalizada esa política asesina que castiga a familiares y amigos», sostienen en las cartas los radicales, que hacen hincapié en que se han producido «más de 400 accidentes, 16 familiares y amigos muertos y decenas de heridos, miles de menores obligados a andar de aquí para allá en la carretera y 20 presos muertos en las cárceles».

Por esta razón, se han puesto en contacto con Urkullu y Barkos y el PNV para demandarles, «en la medida de su responsabilidad, que hagan lo necesario para que termine esta situación de sufrimiento».