EFE

Gobierno vasco y PP cierran un acuerdo presupuestario con modificaciones por valor de 30 millones

Los populares se abstendrán en la votación en el Parlamento autonómico

BilbaoActualizado:

Gobierno vasco y PP han revalidado este miércoles su pacto presupuestario, de forma que la coalición de PNV y PSE se asegura los apoyos suficientes para aprobar las Cuentas del territorio para el ejercicio 2018. La formación conservadora ha ofrecido su abstención a cambio de decidir el destino de 30 millones de euros del proyecto, que asciende hasta los 11.486 millones. El anuncio se ha hecho oficial apenas horas después de que los tres partidos sellaran un acuerdo fiscal que rebajará hasta el 24% el tipo general del Impuesto de Sociedades.

Gracias a dicha alianza, la administración vasca dispondrá el próximo curso de 11.486,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,9% respecto a 2017. El grueso de la partida (77%) irá destinado a Políticas Sociales, ha informado el Gobierno autonómico, que ha hecho hincapié en la necesidad de garantizar el desarrollo económico y el empleo. El PP ha logrado mover un total de 30 millones de euros, cinco de los cuales se destinará a medidas de carácter sanitario.

Por otro lado, las ayudas a las familias con hijos se incrementarán en 3 millones, y las ayudas a la conciliación en 2,5. En estas últimas se suavizará el recorte del 7% que el Gobierno vasco decretó en 2011 para todas las prestaciones sociales y se quedará en una merma del 5% en relación a las cuantías de ese año, con el compromiso de que se quede en cero en los próximos ejercicios.

El empleo juvenil contará con un millón más, los centros especiales de empleo con una partida extra de 1,4 millones y la cuantía para justicia gratuita aumentará un 10%. Además, se destinarán 5 millones adicionales a Educación para mejorar los conciertos y la FP dual y habrá ayudas especiales para los institutos con muchos inmigrantes..

Reforma fiscal

El acuerdo se produce apenas horas después de que PNV, PSE y PP sellaran un pacto fiscal que, según informaron los partidos, «afectará principalmente al Impuesto de Sociedades». Sin embargo, además de la anunciada rebaja del tipo general, que cae del 28 al 24%, los populares han conseguido una «revisión del IRPF con el horizonte de 2020».

La semana pasada, PNV y PSE, partidos que sustentan al Gobierno vasco, acordaron rebajar el tipo general de Sociedades cuatro puntos porcentuales hasta el 24% para las grandes empresas y hasta el 20% para las pymes. Una medida que, según aseveraron fuentes de la formación socialista, no influirá en la recaudación, que incluso podría llegar a crecer. Entre otras razones, porque el plan recoge límites a las compensaciones de beneficios y pérdidas de las empresas con respecto a años anteriores. A su vez, se restringirá la deducción en I+D+i, que no tiene techo en la regulación vasca y sí en la del resto del Estado.

En lo que se refiere al IRPF, desde el PSE apuntan a que el acuerdo recoge el compromiso de realizar una «revisión» con miras a 2020 para ver «cómo ha funcionado» el conjunto del sistema tributario: «Damos por cerrado el ciclo de la reforma de 2013, y cuando se puedan evaluar las reformas que se vayan a realizar ahora veremos si hay que hacer algún tipo de modificación», sostienen.

Sí se van a producir algunos cambios exclusivos en Álava, donde se aumentarán las deducciones a jóvenes menores de 30 años para la compra de vivienda y las deducciones por hijos para las familias.