Alfonso Alonso conversa con Íñigo Urkullu durante la sesión de hoy
Alfonso Alonso conversa con Íñigo Urkullu durante la sesión de hoy - EFE

PP y EH Bildu protagonizan un duro enfrentamiento en el Parlamento vasco

El radical Iker Casanova ha comparado a la formación popular con la extrema derecha francesa

BilbaoActualizado:

PP y EH Bildu han protagonizado, durante la sesión de control de esta mañana en el Parlamento vasco, un duro enfrentamiento dialéctico en torno al proyecto de Presupuestos autonómico, que será aprobado gracias al pacto entre la formación de Alfonso Alonso y la coalición de PNV y PSE. La presidenta de la Cámara, la nacionalista Bakartxo Tejeria, se ha visto obligada a negar la palabra al radical Iker Casanova, que ha cargado contra la formación popular y contra el propio lendakari, Íñigo Urkullu, al que ha acusado de querer «jugar a pequeña» en lugar de decantarse por la propuesta de la izquierda.

La consulta de Casanova al lendakari se ha convertido en un alegato contra el PP, partido que ha catalogado de «extrema derecha». En este sentido, ha considerado que Javier Maroto, vicesecretario general de los populares en el territorio, forma parte de la escuela de Marine Le Pen, líder del partido radical francés Frente Nacional.

En su réplica, Urkullu ha cuestionado los logros de EH Bildu desde que llegó a la Cámara vasca: «¿Cuántos años lleváis jugando a lo grande y qué habéis conseguido?», ha preguntado a Casanova, y ha añadido que habría que ver lo que haría la formación radical «si tuviera ocasión de entrar en el Gobierno y pudiera pactar con el Gobierno del PP». A su vez, ha defendido el acuerdo presupuestario que la coalición de PNV y PSE ha sellado con el partido de Alfonso Alonso, pues permite que por primera vez se aprueben unas Cuentas superiores a los 11.000 millones que dan estabilidad, evitan los recortes y mantienen los servicios públicos: «¿Eso es jugar a pequeña?» ha concluido.

Por su parte, el presidente del PP vasco ha reiterado su apuesta por la «centralidad», y ha vinculado las declaraciones de Casanova a un «ataque grave de celos presupuestarios». La presidenta de la Cámara no ha permitido al parlamentario de EH Bildu contestar a Alonso.