La exjuntera de Podemos Álava Mari Cruz Polaina
La exjuntera de Podemos Álava Mari Cruz Polaina - YouTube

Podemos Álava se derrumba: una juntera se marcha por el «canibalismo interno» del partido

Mari Cruz Polaina asegura que en la formación morada impera un «ambiente de violencia y terror psicológico»

BilbaoActualizado:

La polémica persigue a la facción alavesa de Podemos, que atraviesa una situación muy delicada. Encapotado aún por la sombra de la senadora Elvira García, una nueva crisis interna amenaza con dinamitar el partido. Quien ha prendido la mecha es Mari Cruz Polaina, procuradora en las Juntas Generales de la provincia, que ha decidido marcharse por el «canibalismo voraz» que impera en el seno de la formación morada.

Una fractura que, según admitió en una carta abierta, se evidenció a raíz de la abstención de cuatro críticos en la votación de los Presupuestos alaveses de 2017. La confrontación entre los junteros díscolos –a los que más tarde se unió la propia Polaina, que en aquel entonces estaba de baja– y el sector oficialista del partido terminó con la expulsión de los primeros.

En su carta, la ya exjuntera explicó que dicho suceso dio lugar a una sucesión de «represalias ideadas con premeditación». El grupo se sumergió en un constante «entorno de hostilidad y hostigamiento» que desembocó en un «ambiente de violencia y terror psicológico». Los «ataques y amenazas» eran una «praxis diaria» en el seno de la formación morada, donde se realizan acusaciones «gratuitas, todo ello alimentado desde la rumorología y el chismorreo, orientados a dañar la dignidad».

Inclinados «hacia el poder»

Por otro lado, Polaina denuncia en su misiva que Podemos se «inclinó ante el poder», como demostró, a su juicio, su permisividad ante el programa de gobierno de PNV y PSE en Álava: «No vinimos a sentarnos en las poltronas de los escaños, sino a levantar las alfombras y exigir bolsillos de cristal».

Por todas estas razones, Polaina concluyó que no podía seguir participando en este «fraude» para la ciudadanía: «Ante el dilema ético de seguir, por lealtad a la promesa electoral, por honestidad hacia aquellas personas que prestaron su voto y por coherencia con los valores que porto, opto por renunciar», alegó.

El escaño de Polaina en las Juntas alavesas aún no ha sido ocupado. El siguiente en la lista es Iñaki Larrinbe, aunque la decisión sobre si será él quien ocupe el asiento se tomará en los próximos días, según señalaron a Efe fuentes de la formación morada.