Imagen de archivo
Imagen de archivo - EFE

EH Bildu fracasa en su intento de que el Parlamento vasco reconozca la independencia de Cataluña

La Cámara autonómica ha aprobado una enmienda con la que «respeta» las decisiones de las instituciones catalanas

BilbaoActualizado:

Nuevo revés de EH Bildu en el Parlamento vasco, que este jueves ha rechazado reconocer la República de Cataluña. A excepción de los representantes del PNV, que se han abstenido, todos los grupos de la Cámara autonómica han votado en contra de la moción de los radicales. Eso sí, el grupo nacionalista ha logrado aprobar una enmienda a la totalidad a través de la cual han exteriorizado su «respeto» hacia las resoluciones que las instituciones catalanas aprobaron de forma unilateral el pasado 27 de octubre.

Un mensaje de apoyo que se queda a medio camino de lo que había planteado EH Bildu, que esta mañana ha emplazado al Parlamento a reconocer a Cataluña como un «Estado de Derecho independiente, soberano, democrático y social». Solo los propios radicales han respaldado la moción, que ha recibido el «No» de PP, PSE y Unidos Podemos y la abstención del PNV.

Los soberanistas, que eran conscientes antes de empezar la sesión de que su iniciativa no obtendría el respaldo de todos los grupos, se han mostrado especialmente molestos con la postura del PNV, al que en las últimas semanas han presionado para que se aleje de PP y PSE. Partidos que, en palabras de la portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte, han «falsificado documentos» para «desacreditar» a líderes independentistas de Cataluña como la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

Asimismo, la dirigente radical ha asegurado que el Estado español «nunca ha negociado ni ha intentado llegar a pactos por su propia voluntad». Muestra de ello, a su parecer, es que en países como Holanda o Bélgica «el hombre del saco se llama Duque de Alba», figura que sirve «para asustar a los niños porque se tiene en la memoria a las tropas españolas que entraron a sangre y fuego para reprimir las ansias de libertad».

«Respeto»

El arrebato de Iriarte no ha logrado convencer al resto de partidos, que, a excepción de los populares, han presentado sus respectivas enmiendas de totalidad a la moción de EH Bildu. La única que ha logrado pasar la criba parlamentaria ha sido la del PNV, a través de la cual la Cámara ha mostrado su «respeto» al proceso catalán y a las decisiones adoptadas por el Parlament el 27 de octubre.

Asimismo, ha mostrado su rechazo a «cuantas medidas excepcionales de intervención» haya adoptado el Gobierno central en Cataluña, en alusión a la aplicación del artículo 155, que ha ha «amputado» su capacidad de «autogobierno». Por último, el texto destaca que corresponde «exclusivamente a la sociedad catalana y a su legítima representación institucional» determinar su futuro «atendiendo a cauces pacíficos y democráticos».