La parlamentaria popular vasca Nerea Llanos
La parlamentaria popular vasca Nerea Llanos - A.M.
Entrevista

Nerea Llanos: «La unión es la mejor arma para luchar contra el yihadismo»

La mandataria vizcaína considera que el Gobierno autonómico debe «exprimir» las competencias que ya tiene en lugar de exigir más

BilbaoActualizado:

El Ejecutivo vasco oficializó el pasado viernes el inicio del nuevo curso político, que a priori estará fuertemente influenciado por el debate competencial, la amenaza yihadista y la extinción de ETA. Tal y como asegura la parlamentaria Nerea Llanos (Basauri, Vizcaya, 1967), el PP volverá a tener un papel fundamental en el día a día de la Cámara autonómica, cuyos representantes deberán perseverar en la búsqueda de acuerdos para gobernar. Esa, al menos, fue la tónica de un 2017 en el que los populares han conseguido acercar posturas con el PNV en materia presupuestaria, si bien los objetivos de ambas formaciones distan mucho en términos de autogobierno.

-Las transferencias de la Seguridad Social y de la gestión de las prisiones han vuelto a escena. ¿Hay margen para la negociación con el PNV?

-Yo creo que los caminos se hacen andando. Si algo ha demostrado el gobierno de Rajoy es que dialoga y que negocia. Pero es que además, el debate de la reclamación de más competencias no es nuevo. Es algo que se saca cada cierto tiempo y que lo que hace al final es tensar ese clima de confianza y de diálogo que se ha establecido entre PP y PNV. No es bueno entrar en ese juego, en ese discurso en el que nos quieren meter.

-Sin embargo, el Gobierno vasco se ha marcado dichas competencias como «prioritarias».

-Frente a esa petición de más transferencias, lo que hay que hacer es hablar de las competencias que ya se tienen. Hay que pedirle al Gobierno vasco que exprima todas las competencias de las que sí disponemos para colocar a Euskadi a la cabeza de todas las Comunidades Autónomas. Por ejemplo, somos el territorio que más competencias tiene en materia fiscal, y sin embargo no acabamos de ser competitivos con otras autonomías. Por eso no es bueno alimentar ese discurso que cada cierto tiempo quieren sacar los nacionalistas.

-El PNV votó finalmente a favor de la comparecencia de Mariano Rajoy por el caso Gürtel. ¿Ha hecho mella esa decisión en su relación con los nacionalistas?

-No fue una buena decisión por parte del PNV, pero lo importante, y creo que además es el gran reto que tenemos por delante en Euskadi, es que ese clima de confianza y estabilidad que hemos tenido hasta ahora se repita este año. Precisamente, es el camino que ha permitido la aprobación de los Presupuestos y que favorece ese escenario necesario para que Euskadi y España puedan progresar.

-De hecho, se ha hablado de la posibilidad de que se produzcan reuniones de forma inminente para comenzar a debatir sobre los Presupuestos del próximo año.

-No sé si habrá o no, pero evidentemente para que el Gobierno vasco vuelva a tener Presupuestos no es suficiente con los votos de PNV y de PSE. Es necesario otro apoyo, y de la misma manera que nosotros estuvimos ahí el año pasado, vamos a estar de nuevo abiertos al diálogo en 2018.

-Esta semana reclamó a la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, que explique cuál es su plan para hacer frente a la amenaza yihadista. ¿Considera usted que está preparado el País Vasco para luchar contra este nuevo tipo de terrorismo?

-Tenemos una Policía altamente preparada para hacer frente al terrorismo yihadista, ya lo ha demostrado en la dura lucha que nos ha tocado en Euskadi contra el terrorismo etarra. Evidentemente, al igual que en el resto de España aquí también existe una amenaza real de que pueda producirse un atentado. Por eso es importante que haya una cooperación entre todas las fuerzas políticas para pelear contra el terrorismo. Todos tenemos que arrimar el hombro, porque la unión es una de las mejores armas de los ciudadanos, y esa unión tiene que estar liderada por el Gobierno vasco y el lendakari, Íñigo Urkullu.

-Una unión que en ocasiones titubeó tras los atentados de Barcelona y Cambrils. Son varias las formaciones que a lo largo de las últimas fechas han denunciado el matiz político con el que algunas instituciones enfocaron los homenajes a las víctimas.

-En mi opinión lo que hay que hacer es intentar no romper la unidad con otro tipo de mensajes, todas las fuerzas políticas tenemos que estar a la altura. Se demostró con el terrorismo etarra, y creo que pasará igual con el yihadista, que lo esencial es la unión de todos los partidos contra un nuevo objetivo que es muy difícil de combatir por su modo de proceder. Esa es la mejor política.

-Además del debate competencial y la amenaza yihadista, ¿qué otras materias considera que van a marcar el próximo curso político?

-El Gobierno vasco tiene por delante el reto de seguir la senda de la estabilidad y el crecimiento y alejarse de aventuras como en la que se ha embarcado Cataluña, que a lo único que conduce es a vías muertas. En esos escenarios de incertidumbre el PP no va a estar. Evidentemente, también tenemos claro que aún existen formaciones políticas que se resisten a deslegitimar de forma total y absoluta el terrorismo etarra. Tienen que romper con ese pasado para que no haya jóvenes a los que se les ocurra volver empuñar un arma con fines políticos.