País Vasco

Medio siglo sin rastro de la selección española en San Mamés

El PP reclama a la Diputación Foral que organice un partido de La Roja en el estadio del Athletic Club

Imagen de archivo del España-Turquía de 1967 que se jugó en San Mamés

El 31 de mayo de 1967, la selección española de fútbol disputó su último encuentro en Bilbao. Lo hizo frente a Turquía, a la que venció por dos goles a cero en un partido de clasificación para la Eurocopa del 68. Paco Gento fue el encargado de anotar el último tanto de España que se ha registrado hasta la fecha en San Mamés, que será sede del próximo campeonato europeo.

Desde entonces, La Roja ha sido un tema tabú en la capital vizcaína. La propia Diputación Foral abogó en 2014 por que no jugase como local en La Catedral, pues supondría «un problema de orden público y de seguridad ciudadana».

Este miércoles, la polémica en torno a la selección nacional ha vuelto a la primera línea política de la capital vizcaína. Lo ha hecho de la mano del PP, que, a través de una proposición no de norma, ha instado a la Diputación Foral de Vizcaya a promover e impulsar en el Consejo de Administración de la sociedad San Mamés Barria una petición a la Federación Española de Fútbol para que La Roja dispute un partido en Bilbao.

Enfundado con la camiseta de la selección, el portavoz de los populares en Vizcaya, Javier Ruiz, ha recordado que ya han pasado 50 años desde el último encuentro de España en San Mamés, lo cual «sería impensable en otro país europeo». A su parecer, ello responde a un «veto político impulsado y aplicado» por el PNV.

«Es fruto del antiespañolismo viejo y rancio más propio del siglo XIX que del XXI», ha manifestado Ruiz, que ha defendido que la presencia de La Roja en La Catedral «sería positiva desde todos los puntos de vista: político, porque sería un gesto de normalización; y deportivo, porque veríamos a una selección y unos jugadores de talla internacional».

Tal y como ha destacado el portavoz del PP en Vizcaya, «cuando se habla de España y se habla de San Mamés», tanto al PNV como a las instituciones que regenta «les entra el miedo escénico que consiste en que aquí se pueda colocar el cartel de ‘no hay billetes’».

Por otro lado, ha puntualizado que no es «de recibo» que haya países dispuestos a pagar dos millones de euros porque juegue España «y aquí, que podría hacerlo de manera gratuita, se establezcan vetos».

Responsabilidad

Al acto, que ha tenido lugar en los alrededores del estadio, también ha acudido la parlamentaria popular Nerea Llanos, que ha apelado a la «responsabilidad» del PNV y del lendakari, Íñigo Urkullu, al que ha pedido que lidere la iniciativa.

«El lendakari no puede dejarse guiar por sus sentimientos de no querer ver a España jugar aquí», ha enfatizado Llanos, que ha añadido que Urkulu ha de «plasmar con hecho» su defensa «de todos los vascos, no solo de los nacionalistas».

Toda la actualidad en portada

comentarios