País Vasco

Más de 1.200 millones para salvar la industria vasca

El Ejecutivo autonómico quiere que la aportación del sector al PIB alcance el 25%

Más de 1.200 millones para salvar la industria vasca

El Gobierno vasco inyectará 1.225 millones de euros a lo largo de los próximos tres años en su sector industrial, que se ha situado en el punto de mira a raíz del estallido de varias crisis en algunas compañías del territorio. El plan, que ha sido anunciado este martes por la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia, incluye además otros 1.000 millones anuales en forma de créditos o avales destinados a «fortalecer y consolidar» la industria, cuya aportación al PIB deberá aumentar algo más de un punto porcentual, hasta el 25%, para colmar las expectativas que se ha fijado el Ejecutivo de PNV y PSE.

A través del llamado «Plan de Industrialización 2017-2020», la administración vasca busca establecer un tejido empresarial «que compita en el nuevo paradigma de la industria 4.0» e incida «en la necesidad de sensibilizar y extender la digitalización» de las compañías. Así lo ha afirmado al término del Consejo de Gobierno de este martes la titular de Desarrollo Económico, que ha subrayado que el objetivo del programa es incrementar la competitividad y la producción del sector: «Queremos una industria mejor, más internacionalizada, que genere un empleo de calidad y permita contar con una economía fuerte y consolidad», ha manifestado en rueda de prensa.

En este sentido, ha hecho hincapié en la necesidad de «potenciar la digitalización» de las fábricas para adaptarlas a llegada de la Industria 4.0, aunque ha añadido que tampoco se han de dejar de lado los aspectos de innovación no tecnológica. A su parecer, reducir la «brecha digital» en las compañías manufactureras requiere de tiempo, inversión y esfuerzo, aunque ha subrayado que dicho proceso permitirá modernizar los modelos de negocio y las cadenas de valor de las fábricas.

Por otro lado, Tapia ha informado de que el plan se implementará en otros seis ejes de actuación enfocados a «responder de manera rápida a necesidades urgentes y de presente como pueden ser empresas en dificultades o atención a inversiones a realizar». Una medida necesaria, ha añadido, para preparar a las compañías para el «medio y largo plazo».

Toda la actualidad en portada

comentarios