Captura del momento de la detención - ABC

Liberado un vecino de Rentería por el que una mafia francesa pedía 500.000 euros

Es la segunda vez en seis años que la organización criminal toma como rehén a la víctima

BilbaoActualizado:

La Guardia Civil y la Ertzaintza han conseguido liberar a un vecino de la localidad guipuzcoana de Rentería que fue secuestrado por una «peligrosa organización criminal francesa». Según ha informado el Ministerio de Interior, la víctima, por cuya vida pedían 500.000 euros, ya fue raptada por la misma banda en 2012. En el marco de la operación, la Policía ha detenido a cinco individuos que ya han sido enviados a prisión.

La misma fuente ha explicado que el rehén fue asaltado a golpes por los criminales, que le esperaban en las inmediaciones de su domicilio. Después, le obligaron a meterse en un coche a punta de pistola y le llevaron a una vivienda de Alicante, donde ha permanecido oculto. La banda se puso en contacto con un hermano que la víctima tenía en Málaga, a quien solicitaron medio millón de euros a cambio de su vida.

Otro de los hermanos denunció los hechos ante la Ertzaintza, que, al sospechar que los secuestradores habían podido abandonar el País Vasco, se puso en contacto con el Equipo de Secuestros y Extorsiones de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Huida a Francia

Fracasadas las negociaciones con el hermano residente en Málaga, la organización criminal decidió iniciar una apresurada huida a Francia «con el propósito de acabar con la vida de la víctima». Por ello, la Guardia Civil estableció un dispositivo policial con el que comprobó que secuestradores y rehén se desplazaban en dos vehículos con matrícula francesa. La liberación se produjo finalmente en una estación de servicio de L’Arboç del Penedés (Tarragona), donde también se detuvo a dos de los implicados.

El otro turismo, que hacía las labores de vehículo lanzadera con la finalidad de alertar ante cualquier presencia policial, fue interceptado cerca de la frontera franco-española, a la altura del peaje de La Jonquera (Girona). En el mismo había otros dos ocupantes que portaban una pistola tipo «Taser» simulada en un teléfono móvil, así como material directamente relacionado con la comisión de los hechos. Los cuatro arrestados, de entre 27 y 40 años, fueron ingresados en prisión.

A su vez, las fuerzas de seguridad llevaron a cabo un quinto arresto en Alicante, donde se detuvo a un varón por facilitar el ocultamiento de la víctima en su vivienda.

Segundo secuestro

Nada más ser liberada, la víctima fue enviada a un centro de salud para que le fueran tratadas las lesiones producidas «por los golpes recibidos en el momento de su secuestro». Una vez recuperado, el varón pudo reencontrarse con su familia en la Sede Territorial de la Ertzaintza en Oyarzun.

No es la primera vez que el vecino de Rentería vive una experiencia como esta. De hecho, la misma banda lo secuestró hace seis años, cuando también se exigió a los familiares una fuerte suma de dinero por su vida. Dicho caso se resolvió cuatro días después gracias a la colaboración entre la Policía autonómica y la Gendarmería francesa, que consiguieron liberar a la víctima en Toulouse.