Manifestación por las pensiones dignas en Bilbao
Manifestación por las pensiones dignas en Bilbao - EFE

Jubilados tildan de «oportunista» el acuerdo sobre las pensiones

Consideran inaceptable que el subsidio dependa de una negociación entre partidos

BilbaoActualizado:

La subida de las pensiones que pactaron la semana pasada PNV y Gobierno central no ha sosegado el afán de los jubilados vascos. Como cada lunes, miles de personas se concentraron esta mañana en los alrededores del Ayuntamiento de Bilbao para exigir subsidios dignos, al tiempo que tildaron de «intolerable» que sean los partidos políticos, en el marco de una negociación presupuestaria, los que fijen la cuantía. En este sentido, afirmaron que nacionalistas y populares sellaron un pacto «oportunista» con el único propósito de ganar votos.

Los jubilados de la Comunidad Autónoma vasca respondieron de esta forma al acuerdo que cerraron la pasada semana Mariano Rajoy y Andoni Ortuzar, quien consiguió ligar la subida de las pensiones a la del IPC a partir de 2019. Una mejora que, a juicio del movimiento de pensionistas de Vizcaya, resulta «claramente insuficiente», pues se aleja de los 1.080 euros que reclama como renta mínima. En un manifiesto, la institución subrayó que uno de cada tres perceptores cobra menos que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), fijado en 735 euros, mientras que el 52% no alcanza los 1.000 euros.

En cualquier caso, los manifestantes consideraron que el sistema público de las pensiones no puede dejarse «en manos de una negociación presupuestaria» entre partidos: «No son una moneda de cambio en la lucha partidista -destacaron-. El derecho a una pensión no se negocia, se ejerce». De hecho, hicieron hincapié en que fueron los propios jubilados los que introdujeron el debate «en la agenda política» mediante las movilizaciones que han llevado a cabo en los últimos meses.

«Colapsar» las calles

Los colectivos de pensionistas del País Vasco sostienen que solo mediante las protestas populares lograrán «blindar» en la Constitución unas rentas «justas». En este sentido, instaron a la ciudadanía a «colapsar» las calles durante las concentraciones programadas para los días 5 y 26 de mayo. Por el momento, los manifestantes se muestran optimistas: «Esta batalla la vamos a ganar», gritaban este lunes en las inmediaciones del Consistorio bilbaíno.

«No nos vamos a quedar con unas gominolas ni de broma, vamos a conseguir lo que pedíamos desde el principio, que es lo más justo del mundo», sentenciaron los presentes, que hicieron hincapié en que lo pactado por PNV y PP no satisface sus pretensiones «por mucho marketing, autobombo y demagogia que los que mandan derrochen». En estos términos se expresó el portavoz del movimiento de pensionistas vizcaíno, Xabier Isasa, quien informó de que los jubilados del País Vasco y Navarra solo se benefician del 10% de la riqueza que se genera a pesa de que constituyen más del 24% de la población.

Asimismo, recordó que el factor de sostenibilidad, el cual modificará la fórmula para calcular las pensiones al incluir las variables de la esperanza de vida y la revalorización anual, no va a eliminar, sino que se retrasa hasta el 2023: «Las ofertas que nos hacen perpetúan la pobreza entre las personas pensionistas», sentenció.