El Instituto vasco de la Mujer denuncia que la brecha salarial en el territorio es de 7.550 euros

El Gobierno autonómico se ha reunido con la patronal y los sindicatos para abordar el debate

BilbaoActualizado:

El Instituto vasco de la Mujer ha denunciado este miércoles que la brecha salarial entre sexos en la Comunidad Autónoma alcanza los 7.551 euros al año, hecho que, insiste, «reproduce y perpetúa» la desigualdad. En concreto, Emakunde ha informado de que los hombres perciben de media 31.088 euros frente a los 23.537 de las mujeres: «Se trata de cifras contundentes que ponen de manifiesto un problema de difícil identificación para la opinión pública», ha destacado.

En este sentido, la institución ha hecho hincapié en que existe poca consciencia social acerca de la «magnitud» del problema de la brecha salarial, la cual se ve alimentada por la segregación ocupacional. Según Emakunde, las mayores diferencias se producen en el sector servicios, que es el que mayor número de mujeres emplea: «Fruto de esta segregación existen los empleos considerados femeninos, que se remuneran peor», ha incidido.

Por otro lado, ha alegado que, en muchas ocasiones, las mujeres han de aceptar trabajos de mayor flexibilidad para poder hacerse cargo de las tareas del hogar: «En consecuencia, existe en todo el mundo una representación excesiva de las mujeres en trabajos de tiempo parcial –ha destacado–. Concretamente, en la Comunidad Autónoma Vasca más del 80 % del trabajo a tiempo parcial es desarrollado por las mujeres».

Reunión del Gobierno vasco y la patronal

Este mismo miércoles, víspera del día internacional por la igualdad salarial, el Gobierno vasco ha mantenido una reunión con la patronal y los sindicatos para abordar el debate. Se trata de un encuentro embrionario del cual apenas se puede extraer la demanda de más información a Emakunde. Una medida criticada por LAB, cuya representante, Arantxa Vázquez, ha admitido que la reunión «no ha ido bien»: «Confebask niega su responsabilidad y el Gobierno vasco no está dispuesto a interpelar a la patronal», ha subrayado.

Por su parte, el lendakari, Íñigo Urkullu, ha pedido «compromiso» a los diversos agentes del encuentro para acordar iniciativas que ayuden a mitigar una desigualdad que ha tildado de «intolerable» en una sociedad avanzada. Durante su intervención en el I Foro TrasDI, el nacionalista se ha mostrado convencido de que es posible avanzar en este aspecto, si bien admitido que el camino «es complicado».