El piso se encontraba en Sopelana (Vizcaya)
El piso se encontraba en Sopelana (Vizcaya) - Wikimedia

Un hombre se expone a una multa de 50.000 euros por ofrecer como piso turístico una VPO

El dueño de la vivienda, situada en Vizcaya, nunca llegó a habitar en ella

BilbaoActualizado:

El Gobierno vasco podría multar con hasta 50.000 euros al propietario de una Vivienda de Protección Oficial (VPO) que ofertó como piso turístico. El domicilio, situado en el municipio vizcaíno de Sopelana, nunca llegó a ser ocupado por su dueño, quien lo publicó en una web especializada en este tipo de alquileres.

Así lo ha confirmado este lunes el consejero vasco de Turismo, Comercio y Consumo, Alfredo Retortillo, que ha explicado que a finales de año recibió una consulta del Departamento de Vivienda acerca de un piso de VPO de la citada localidad. Dicho domicilio se encontraba ofertado en un portal web a pesar de que no había sido inscrito en el registro de viviendas turísticas.

Una vez fue consciente de los hechos, el departamento de Retortillo ordenó el cese de la actividad turística y abrió el correspondiente expediente sancionador. Se trata, a juicio del socialista, de un caso «especialmente grave desde el punto de vista ético».

Ahora, su propietario podría ser multado con hasta 20.000 euros por haber puesto la VPO en alquiler y con otros 20.000 por no haberla ocupado nunca. Este procedimiento se encuentra en fase de alegaciones. A este montante habría que añadir otros 10.000 euros de penalización por desarrollar la actividad turística sin estar registrada la vivienda oficialmente.