Efe

Se lanza al vacío desde la ventana de un edificio tras asesinar a una madre y su hija en Vitoria

La segunda de las víctimas murió debido a las graves heridas cuando era trasladada al hospital de Txagorritxu

BilbaoActualizado:

Dos mujeres, una madre de 69 años y su hija de 43, fueron asesinadas la mañana de este viernes en un piso de Vitoria a manos de un individuo que, tras perpetrar el crimen, se lanzó al vacío desde una ventana de la octava planta del edificio. La más joven de las víctimas, expareja del agresor, fue hallada muerta en la vivienda con signos de haber sido degollada, mientras que la segunda, que también presentaba graves heridas en el cuello, falleció minutos después en el centro sanitario. La Policía confirmó que se trata del primer caso de violencia de género que acontece este año en la capital alavesa.

El suceso tuvo lugar en torno a las 11.30 horas en el número 6 de la calle Julián de Arrese de Vitoria, situado en el barrio de Lakua. Allí fue encontrada muerta la expareja del agresor, que presentaba signos de haber sido degollada. Apenas unos minutos después, el hospital de Txagorritxu confirmó la muerte de su madre, que había conseguido salir con su propio pie del edificio.

En el piso se atrincheró el autor del crimen, un varón de 46 años que mantuvo en el pasado una relación sentimental con la primera víctima, con quien tenía dos hijos de 11 y 9 años. Dicho individuo amenazó en varias ocasiones por saltar por una de las ventanas de la octava planta, de donde además salía una densa humareda. Finalmente cumplió su amenaza, si bien cayó sobre una lona que habían colocado previamente los bomberos. Según confirmaron fuentes sanitarias a El Correo, el agresor, que no poseía antecedentes policiales, fue ingresado en el hospital Santiago de Vitoria con lesiones de «pronóstico reservado».

Hasta la zona se desplazaron decenas de efectivos de la Ertzaintza y la Policía Local, entre los que se encontraban también integrantes del Grupo de Prevención y Apoyo (GPA) y de la Patrulla de Respuesta Inmediata (PRI), quienes trataron de persuadir al agresor de sus intenciones.

Conmoción

La tragedia ha paralizado la actividad de Vitoria, donde cientos de personas se han congegado esta tarde para exteriorizar su condena a esta nueva agresión machista, la primera que se registra en la localidad en el presente año. Tras la concentración, que se alargó durante quince minutos, la directora de Emakunde mostró todo su apoyo y solidaridad con las familias y allegados de las dos víctimas, al tiempo que subrayó que la violencia contra las mujeres constituye la «expresión más brutal de la desigualdad existente».

Al acto también acudió el alcalde de la capital alavesa, Gorka Urtaran, que expresó su deseo de que caiga «todo el peso de la Ley» sobre el agresor. A su vez, lanzó un mensaje de «apoyo y solidaridad» a las familias de las fallecidas en nombre de todos los vitorianos.

Por su parte, el PSE emitió un comunicado en el que manifestó su «dolor y consternación» por el suceso. Asimismo, los socialistas pusieron de relieve la necesidad de hacer frente «con más medios y recursos» la violencia de género: «Lo de hoy es la constatación más dramática de una realidad que se vive, en diferentes niveles, en nuestro país y que algunas venimos denunciando desde hacía tiempo», subrayó la secretaria de Igualdad, Teresa Laespada.