EFE

El Gobierno vasco ratifica el veto al arma para agentes de la Ertzaintza fuera de servicio

El Ejecutivo autonómico cree que no existe justificación una vez extinguida la amenaza de ETA

BilbaoActualizado:

El Gobierno vasco mantendrá el veto a las armas de fuego que pesa sobre los agentes de la Ertzaintza fuera de servicio. Una medida que implantó el pasado agosto y que ratificó este lunes la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, quien entiende que, una vez sofocada la amenaza de ETA, no existe justificación para que los efectivos de la policía autonómica porten la pistola reglamentaria en sus horas libres. La polémica decisión del Ejecutivo de PNV y PSE no ha sido bien recibida entre los sindicatos del cuerpo, que recuerdan que España es objetivo del radicalismo islámico.

La normativa referente al uso de la pistola reglamentaria en horas libres está recogida en la «Instrucción 21», que entró en vigor el pasado agosto. Una disposición que, según informó entonces Seguridad, es consecuencia del cambio de paradigma que supuso el fin de la violencia etarra. En este sentido, el Gobierno vasco alega que los agentes no precisan del arma fuera del horario laboral porque ya no existe el riesgo de que la banda vuelva a atentar.

«Superada esa situación -manifestó esta mañana Beltrán de Heredia-, entendemos que, si se considerara que hay una amenaza de carácter general y se decidiera permitir el uso del arma fuera de servicio, esto no sería una opción, sino algo obligatorio, y los agentes tendrían que amoldar su vida diaria a esta situación». La consejera vasca, que compareció en comisión parlamentaria a petición del PP, hizo hincapié en que la decisión que ha tomado su departamento es fruto «de una larga reflexión», y añadió que, en cualquier caso, algunos policías podrán portar la pistola en su tiempo libre siempre y cuando se les autorice.

«Viven en otro planeta»

Los argumentos del departamento de Seguridad no convencen a los representantes del cuerpo, que insisten en que la amenaza yihadista todavía planea sobre el País Vasco. En este sentido, Juan Carlos Sáenz, secretario de organización del Sindicato Profesional de la Ertzaintza (SIPE), ha asegurado a este diario que el veto a las armas «merma la seguridad» de los agentes y, por ende, la del resto de la ciudadanía: «La consejera vive en otro planeta», ha sentenciado el sindicalista, que ha añadido que tanto Beltrán de Heredia como su equipo serán «responsables» de los hipotéticos atentados que se produzcan en el futuro.

En este sentido, Sáenz ha recordado que tanto los agentes de los cuerpos de policía españoles como los de otros puntos de Europa tienen permiso para portar su arma reglamentaria, lo cual les permite hacer frente a una puntual amenaza. Ahora, anunció, el sindicato se reunirá con otros partidos políticos para tratar de revocar la instrucción.