Josu Erkoreka (c) ha anunciado que el Gobierno vasco no estará el día 8 en Bayona
Josu Erkoreka (c) ha anunciado que el Gobierno vasco no estará el día 8 en Bayona - EFE

El Gobierno vasco no acudirá al acto desarme de Bayona

Josu Erkoreka ha manifestado que su participación en el conflicto «concluirá a las 10.30 horas»

BilbaoActualizado:

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha anunciado este martes que ni el lendakari, Íñigo Urkullu; ni ninguno de sus consejeros estará presente en el acto de desarme de ETA convocado por la sociedad civil que media en el conflicto para el próximo sábado en Bayona. El titular de Autogobierno, que ha comparecido en rueda de prensa al término del Consejo del Ejecutivo autonómico, ha añadido que tampoco tiene constancia de que se vaya a convocar un acto institucional paralelo.

«El Gobierno vasco ni ha contemplado ni contempla participar en ningún acto que no ha convocado ni en el que ha colaborado a partir de las 10.30 de la mañana del día 8 de abril», ha manifestado. A su vez, ha destacado que lo «realmente importante» es que la entrega de los arsenales sea «legal, completa, verificada y sin contrapartidas», que es lo que se está «gestionando» en la actualidad.

A su parecer, las circunstancias o el modo concreto en que se produzca el desarme «es una cuestión secundaria». En este sentido, ha alegado que el Gobierno vasco «considera que su actuación en relación con el desarme concluirá a las 10.30 horas».

Puente

El mandatario nacionalista ha reiterado que el papel del Gobierno vasco en el desarme de ETA es el de hacer de «puente» entre las partes, «manteniendo la interlocución, su compromiso con la información y su insistencia en el respeto a los criterios que deben conducir al proceso de desarme». En esta línea, ha puntualizado que el gabinete de Urkullu hará una serie de «comprobaciones» para «procurar que la entrega haga referencia a un volumen de material que ofrezca credibilidad».

Lo ideal, a su juicio, sería que se realizara «un solo acto» que no se espacie en un «período dilatado de tiempo» y se divida «en pequeñas entregas». Por otro lado, ha señalado que el contenido del arsenal debe tener «una dimensión y envergadura suficientes como para que la sociedad vasca tenga la convicción de que se está haciendo entrega del conjunto de las armas en posesión de la banda terrorista».