Fernando Gómez

Las exportaciones y el turismo elevan hasta el 3,1% la previsión de crecimiento de la economía vasca

Un informe de BBVA Research prevé la creación de 30.000 puestos de trabajo el próximo bienio

BilbaoActualizado:

A pesar de los «nubarrones» que se otean en el horizonte, el País Vasco se mantiene inmerso en un periodo de estabilidad financiera. De hecho, las previsiones apuntan a que la economía del territorio crecerá este año a un ritmo del 3,1%, el mismo incremento que registró en 2017. Así se desprende del informe «Situación País Vasco» elaborado por BBVA Research, que vincula el comportamiento de la Comunidad Autónoma a la buena marcha de las exportaciones y del sector turístico.

Gorria y Doménech
Gorria y Doménech

El estudio ha sido presentado este martes por el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA, Rafael Doménech; y el director territorial de la zona norte, Carlos Gorria, que prevén un crecimiento del 3,1% PIB vasco para este ejercicio y del 2,8% para el 2019. Un impulso que se nutre principalmente del incremento de las exportaciones, en particular las dirigidas a la Unión Europea (UE). Aunque en menor medida, también es determinante el sector turístico, que a pesar de tener un menor peso relativo batió récords en el número de visitantes y pernoctaciones.

Por otro lado, Doménech ha puesto de relieve el hecho de que el Gobierno vasco haya logrado cumplir el objetivo del déficit tras los acuerdos alcanzados en torno al Cupo. Un procedimiento que estuvo acompañado por el empuje del gasto y de la inversión pública, en particular en las infraestructuras ferroviarias.

30.000 nuevos empleos

Si finalmente se cumplen las previsiones, los expertos de BBVA auguran que la Comunidad Autónoma creará en torno a 30.000 empleos a lo largo del próximo bienio. De esta forma, la tasa de paro se reduciría hasta el 8,8% promedio en 2019, apenas 2,7 puntos porcentuales por encima del nivel previo a la crisis. A pesar de todo, Doménech ha subrayado que dicho crecimiento no se está produciendo por igual en todas las comarcas, entre las que destacan la de San Sebastián y la Llanada Alavesa por encima del Gran Bilbao.

Consultado por el debate sobre el hipotético incremento general de los salarios, el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA ha destacado que este tipo de medidas han de ir de la mano de un aumento de la productividad, la cual evoluciona de forma menos favorable que en otras regiones de la UE: «Es muy importante no invertir el orden de los factores», ha afirmado Doménech, que ha insistido en que todavía es necesario incidir en políticas que reduzcan la tasa de paro, la temporalidad y la dualidad en el mercado de trabajo.

Riesgos

Son solo algunos de los retos a los que ha de hacer frente un territorio que también permanece atento a los factores de riesgo externos. Entre ellos, las tensiones geopolíticas y las medidas proteccionistas de Estados Unidos, donde los productos importados podrían ser gravados con aranceles. En este sentido, BBVA Research recuerda que el peso del País Vasco en las exportaciones totales al país norteamericano supera el 2,5% del PIB.

Respecto a los factores de riesgo internos, los expertos han hecho alusión a la desaceleración del consumo privado, que ha caído cuatro décimas desde el 2016 hasta el 2,1%. A ello hay que añadir el aumento de los precios del petróleo y el agotamiento en el recorrido a la baja de los tipos de interés, lo cual afectaría al consumo y al turismo, que podría comenzar a ralentizarse.

Por el contrario, BBVA Research considera que el impacto de la crisis catalana en el País Vasco será «limitada», aunque podría restar algo más de dos décimas al crecimiento del PIB en 2018.