El etarra Jon Salaberria, a su salida de prisión
El etarra Jon Salaberria, a su salida de prisión - Etxerat

El etarra Jon Salaberria queda en libertad tras cumplir una pena de diez años de cárcel

El exrecluso fue detenido en 2008 en Burdeos junto al jefe de la banda Francisco Javier López Peña «Thierry»

BilbaoActualizado:

El etarra Jon Salaberria ha abandonado este miércoles la cárcel de Mont-de-Marsan tras cumplir una pena de diez años, según ha informado la red de presos Etxerat. El ya exrecluso, que fue detenido en 2008 en Burdeos junto al jefe de la banda Francisco Javier López Peña «Thierry», había sido acercado recientemente a la frontera española por el Gobierno francés, que le retiró el estatus de interno peligroso.

Salaberria fue condenado a doce años de cárcel por pertenecer al aparato logístico de ETA. Previamente había sido parlamentario vasco por Euskal Herritarrok y líder de Jarrai, las juventudes de la izquierda radical.

En 2002, de hecho, la Fiscalía General del Estado presentó una querella contra él por enaltecer el terrorismo en plena Cámara vasca. Por esta razón declaró junto a Arnaldo Otegui ante el Tribunal Superior de Justicia. Los hechos que motivaron la denuncia tuvieron lugar un año antes, durante el entierro en el cementerio donostiarra de Polloe de la miembro de ETA Olaia Castresana, quien murió en Alicante al estallar una bomba que manipulaba. En aquel acto, Otegui intervino como orador, mientras que Salaberria fue uno de los portadores del féretro con los restos de la criminal.

Por otro lado, el 25 de mayo de 2005 la Audiencia Nacional dictó una orden internacional de detención contra él al no presentarse a declarar tras ser imputado en el marco de la investigación de la subordinación de Batasuna a ETA y la financiación de la banda a través de las herriko tabernas.