EFE

Eslabones del PNV en la cadena humana por el derecho a decidir de Gure Esku Dago

Varios dirigentes nacionalistas formarán parte de la iniciativa de la plataforma soberanista

VitoriaActualizado:

La plataforma independentista Gure Esku Dago apremia a la ciudadanía vasca para que se sume a la cadena humana que ha organizado para el próximo domingo en favor del derecho a decidir. Por el momento, y a pesar de que sus impulsores auguran que la cita será «histórica», el número de inscritos se aleja de los 100.000 que se habían marcado como objetivo. Varios cargos del PNV y del Parlamento vasco actuarán como eslabones de la cadena, a la que también se han sumado representantes del soberanismo catalán como el diputado de ERC Gabriel Rufián.

El mandatario catalán será el abanderado de la marcha, que enlazará San Sebastián con el resto de capitales vascas. Otros líderes independentistas, como Elisenda Paluzie (ANC) o Ignasi Termes (Òmnium Cultural), aguardarán en la plaza Moyúa de Bilbao, donde se ha establecido un «kilómetro solidario con el pueblo catalán y sus presos políticos». Asimismo, Gure Esku Dago ha dedicado en Cigoitia (Álava) otro kilómetro de su cadena a los «jóvenes de Alsasua», a su parecer condenados a consecuencia «de una decisión política».

Varios dirigentes del PNV y del Parlamento vasco han confirmado también su asistencia a título personal. Entre ellos, la presidenta de la Cámara autonómica, Bakartxo Tejeria, así como el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia; el portavoz parlamentario, Joseba Egibar; o el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano. A la comitiva podría unirse a su vez el presidente de la formación nacionalista Andoni Ortuzar: «Tengo que decidir un poco en función de mi agenda familiar a qué sitio voy a ir», informó esta semana consultado por los medios de comunicación.

Como era de esperar, no faltarán representantes de EH Bildu en la cadena humana, como su coordinador general, Arnaldo Otegui; o la portavoz en la Cámara vasca, Maddalen Iriarte.

1.000 autobuses

Por el momento, en torno a 84.000 personas se han unido a la causa de Gure Esku Dago, que ha cobrado cinco euros por cada inscripción. Según informó ayer la propia organización, más de 5.000 voluntarios velarán por la buena marcha de la cadena, que a priori alcanzará los 202 kilómetros. Asimismo, se utilizarán 1.000 autobuses y dos helicópteros con el fin de facilitar los desplazamientos y la toma de imágenes. Al término de la cita, se dará lectura en el Parlamento vasco a un «pacto ciudadano» con «2019 razones» por el derecho a decidir.