Josu Erkoreka
Josu Erkoreka - Blanca Castillo

El Ejecutivo vasco toma las críticas al Cupo como un ataque al autogobierno

Erkoreka reprocha a EH Bildu su intención de abstenerse en la votación del jueves

BilbaoActualizado:

El Gobierno vasco percibe las recientes críticas al Concierto Económico como un ataque a su capacidad de autogobernarse. El portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka, fue incluso más allá y aseguró que algunos partidos, con Ciudadanos a la cabeza, tratan de «predisponer» a la sociedad española contra la libertad de gestión autonómica. La intención de EH Bildu de abstenerse en la votación del jueves sobre la nueva Ley del Cupo terminó de irritar al dirigente del PNV, que pidió explicaciones a la formación radical.

Aprobar la reforma del Concierto Económico y la nueva Ley del Cupo, medidas que fueron acordadas por los Gobiernos vasco y estatal el pasado mayo, dará a PP y PNV más dolores de cabeza de lo esperado. El encargado de retomar el debate ha sido Ciudadanos, cuyo presidente, Albert Rivera, acusó ayer a los populares de realizar un «intercambio de cromos» para recabar apoyos de cara a la votación de los Presupuestos Generales del Estado. En este sentido, el líder de la formación naranja calificó el pacto financiero de «injusto, insolidario y opaco», y denunció que el País Vasco, la segunda autonomía en renta per cápita, recibe fondos como si fuera un territorio «pobre» y sin recursos.

Declaraciones que en el seno del Ejecutivo vasco son entendidas como un ataque directo a su autogobierno. En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Erkoreka tildó las críticas de Ciudadanos de «injustas», y acusó al partido de Rivera de «predisponer» a la sociedad española contra su modelo de gestión. A su vez, aseguró que la aportación de la Comunidad Autónoma al Estado se sitúa «por encima» de lo que le correspondería por población y riqueza a pesar de su fructuoso acuerdo con el PP, con el que en mayo fijó un Cupo de 956 millones, 192 menos que en 2016.

En esta ocasión, los nacionalistas gozan del apoyo del PP, que este martes salió en defensa del Cupo y recriminó a Ciudadanos su intento de convertir el debate en un «elemento de confrontación electoral». En palabras de su portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, el Concierto Económico es «una institución», y destacó que nunca ha sido objeto de división en la Cámara Baja.

Abstención

Por encima de todo, en Lakua ha molestado la posición de EH Bildu, que ha anunciado su intención de votar en contra en la votación del Cupo que se celebrará este jueves: «No entendemos, en absoluto, su postura -lamentó Erkoreka-. Deberá explicársela a la sociedad vasca, aunque dudamos de que vaya a entenderla». En esta línea, el mandatario nacionalista reiteró que resulta «incomprensible» que los radicales se pongan de perfil en torno al Concierto Económico, si bien aventuró que están dando «cobertura argumental» a los críticos del sistema.

Tal y como informó Marian Beitialarrangoitia, diputada de EH Bildu, su abstención es una «crítica» a la nueva Ley del Cupo y las condiciones en las que se ha desarrollado la negociación entre los Gobiernos vasco y estatal. En una rueda de prensa celebrada en Bilbao, la dirigente soberanista asumió la importancia del Concierto Económico como «instrumento del autogobierno», pero añadió que su grupo no puede votar a favor por los «chantajes» del PP en materia financiera a lo largo de la última década y por las «formas empleadas por el PNV» a la hora de llevar a cabo el pacto.