País Vasco

Detienen al escolta del alcalde de Bilbao en una operación contra el narcotráfico colombiano

El arrestado es un Policía Municipal que ejercía como guardaespaldas desde hace seis años

Juan Mari Aburto destaca que la detención de su escolta ha sido una «desagradable sorpresa»
Juan Mari Aburto destaca que la detención de su escolta ha sido una «desagradable sorpresa» - Bernando Corral

Agentes de la Guardia Civil han detenido al escolta personal del alcalde de Bilbao, el nacionalista Juan Mari Aburto, durante una operación contra el narcotráfico colombiano. Según ha informado el propio regidor, las fuerzas de seguridad le comunicaron la noticia el pasado viernes, aunque no le facilitaron «detalles de la instrucción» dado que se trata de una acción «de naturaleza importante». Por otra parte, ha anunciado que el Ayuntamiento vizcaíno «iniciará el proceso administrativo que corresponda», aunque ha añadido que será la Justicia la que dicte si es culpable o no.

El detenido trabaja como Policía local, aunque los últimos seis años también ejerció de guardaespaldas. En este espacio de tiempo ha estado al cargo de la seguridad de los alcaldes Ibon Areso, Iñaki Azkuna y el propio Aburto, que ha admitido que su arresto ha sido una «desagradable sorpresa» y que está pasando por un momento especialmente duro: «Me parecía imposible, no tenía ni la más mínima sospecha de él, nunca tuvo problema alguno como municipal ni como escolta», ha asegurado en rueda de prensa.

La detención, llevada a cabo por la Policía Judicial de la Guardia Civil, se produjo en el marco de una operación antidroga en la que también han sido arrestadas otras seis personas y se incautaron 300 kilogramos de cocaína.

A pesar de todo, Aburto ha destacado que este suceso no debe empañar la imagen de la Policía Municipal, cuerpo formado por un grupo de profesionales «que velan por la seguridad y que en los últimos tiempos tantas satisfacciones nos ha dado». A su vez, ha añadido que su equipo determinará las «actuaciones administrativas que procedan» una vez la Justicia decida si es culpable o no. En este sentido, ha pedido respeto a la «presunción de inocencia», aunque por el momento, el detenido, que ha quedado en libertad con cargos, no volverá a su puesto de trabajo.

Toda la actualidad en portada

comentarios