Bomberos Bizkaia

El desprendimiento de Larrabezúa afecta a una extensión equivalente a cuatro campos de fútbol

La Diputación aconseja a los vecinos no acercarse porque la ladera sigue moviéndose

BilbaoActualizado:

El diputado de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales, ha afirmado que la ladera que sufrió este martes un corrimiento de tierras se sigue moviendo y que se desprendieron 100.000 m3, como «cuatro campos de fúbol».

Pradales ha realizado estas manifestaciones en Larrabezúa donde este martes se produjo un desprendimiento de una ladera sobre la carretera BI-3102, donde están trabajando técnicos.

El diputado ha manifestado que la causa de la ruptura de la ladera, que se produjo unos 500 metros hacia arriba por encima de la carretera, ha sido la acumulación de agua por la lluvia que se está regisgtrando a lo largo de este invierno, que está «siendo muy duro»

Según ha precisado, eso causa una primera ruptura a esos 500 metros, de manera que se va desplazando la ladera y originó una «gran ruptura más abajo», por encima de la carretera, que es «la que provoca el desprendimiento tan importante» que finalmente se produjo y que ha sido como «cuatro campos de fútbol» en superficie. El diputado ha indicado que fueron alrededor de 100.000 metros cúbicos de tierras, «un tamaño muy relevante».

Imanol Pradales ha indicado que están trabajando con la cartografía clásica y también apoyado por drones que, durante todo el día, estarán realizando cartografía. Todo ello se completará con la parte geotécnica, lo que obligará a realizar catas y a analizar la ladera para «ver cómo actuar». «Esta semana nos vamos a dedicar fundamentalmente a eso, a hacer el análisis concreto de lo que hay en la zona», ha añadido.

El diputado ha manifestado que la próxima semana se procederán a realizar las primeras aproximaciones, sobre todo en la parte superior de la montaña, y habrá que trabajar en «la parte de cauces e ir desviando agua porque hay que ir drenando la acumulación de agua».

Pradales ha señalado que la segunda fase de actuación consistirá en desescombrar e ir generando la posibilidad de crear un nuevo talud para, luego, «poder trabajar en una nueva plataforma y arreglar la carretera».

El diputado ha explicado que son aproximadamente 100 metros lineales. «Lo que hay es importante y vamos a requerir de tres a cuatro meses, por lo menos, en los que la carretera tiene que estar completamente cerrada para trabajar con tranquilidad y seguridad», ha apuntado.

Sin acercarse a la zona

Imanol Pradales ha hecho un llamamiento para que no se acerquen personas a esta zona porque la ladera sigue moviéndose, aunque «menos que ayer». Por lo tanto, hay que tener «muchísimos cuidado hasta que se asiente correctamente». «Hay que ver que se asienta la ladera, antes de actuar», ha añadido.

El diputado ha asegurado que existen alternativas de paso y ha explicado que vecinos de Fika, Gamiz, Morga y Larrabezúa se pueden seguir «comunicando con normalidad» por el alto de Gerekiz fundamentalmente. «Y mientras tanto a trabajar e ir recuperando poco a poco la vía, en tanto en cuanto tengamos claro qué es lo que hay que hacer y cómo tenemos que actuar», ha manifestado.

Sobre la cuantificación de los daños, el diputado ha indicado que «quizá» la próxima semana se pueda realizar una aproximación de la inversión que se va a necesitar, pero todavía es «pronto» y hay que esperar a los estudios cartográficos. «Tenemos que saber hasta qué punto tenemos que drenar parte o no de la ladera para quitar agua, todo eso lo sabremos la semana que viene, a finales», ha afirmado.