País Vasco

Los delitos de odio se duplican en el País Vasco en el último año

El Gobierno reclama más preparación en la Policía para prevenir este tipo de agresiones

En 2016 se registraron 49 delitos de odio
En 2016 se registraron 49 delitos de odio - AFP

Los delitos de odio se han disparado en el País Vasco en tan solo un año. A lo largo del 2016 se registraron 49 casos de discriminación sexual, religiosa o racial, lo que supone un incremento de casi el 50% con respecto al ejercicio anterior. Unos datos que han hecho saltar las alarmas en el Gobierno autonómico, que ha señalado a la Ertzaintza como uno de los principales culpables. Ayer, la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, advirtió de que es necesario instruir a los agentes, que a su parecer cometen errores a la hora de tramitar este tipo de agresiones.

La consejera vasca, que este lunes compareció a petición de Unidos Podemos en una comisión parlamentaria, alegó que su departamento ha detectado «dificultades» a la hora de llevar los casos de discriminación a los tribunales, que no aplican «todos los tipos delictivos relativos a los delitos de odio». Ello, añadió, impide la mayoría de las veces que las víctimas se sientan «resarcidas», como le ocurrió a una mujer musulmana que fue agredida e insultada en el Metro de Bilbao.

Tal y como explicó Artolazabal, el atestado que realizó entonces la Policía concluyó que se trataba de un delito «leve», si bien la administración vasca logró que el caso llegase a los tribunales como un presunto delito de odio. Tras dos años de procedimiento, la sentencia de conformidad dio la razón a la mujer y los agresores reconocieron que la atacaron por razones xenófobas. A su vez, pidieron perdón a la musulmana, que renunció a la indemnización económica.

La titular de Empleo puso como ejemplo este caso para denunciar que en ocasiones las víctimas de los delitos de odio «no se sienten resarcidas por la justicia» debido a errores de los agentes, que a su parecer no poseen «la suficiente formación» para hacer frente a las nuevas promociones en materia de discriminación: «A veces la Policía no instruye adecuadamente», concluyó, aunque añadió que existen ocasiones en las que estas personas no se atreven a denunciar «por miedo, desconocimiento o desconfianza». Asimismo, destacó que no es necesaria una ley específica para este tipo de agresiones, pues «el Código Penal las recoge adecuadamente».

Auge de las agresiones

Los datos que maneja el Gobierno vasco ponen de manifiesto la necesidad de buscar soluciones al peligroso auge de los delitos de odio. Según el Eraberean, la red impulsada por el departamento de Empleo para luchar contra la discriminación por motivos raciales, étnicos o sexuales, el año pasado se registraron 49 denuncias. El 53% están relacionadas con la xenofobia, mientras que el 27% atiende a razones de género. Por último, dos de cada diez casos afectaron al colectivo gitano.

Para combatir el odio entre la ciudadanía del País Vasco, el Eraberean desarrollará este 2017 acuerdos de colaboración con medios de comunicación para que no proyecten estereotipos y prejuicios. A su vez, fomentará la igualdad de trato y la no discriminación en las aulas.

Toda la actualidad en portada

comentarios