Jon Darpón, consejero de Salud vasco
Jon Darpón, consejero de Salud vasco - Blanca Castillo

Darpón, sobre el colapso en Urgencias: «En un derbi en San Mamés hay más cola para sacar las entradas»

El consejero vasco de Salud asegura que los hospitales ofrecen su servicio «con normalidad»

VitoriaActualizado:

Decenas de enfermos campan esta semana por los pasillos del hospital vizcaíno de Basurto debido a la falta de espacio. A las puertas, algunas ambulancias hacen cola a la espera de camillas. Una estampa caótica pero cada vez más habitual en la época postnavideña, cuando la lista de pacientes se engrosa un 30%. Bien lo sabe el consejero vasco de Salud, Jon Darpón, quien considera «normal» que en estas fechas «haya que esperar un poco más» para recibir atención médica: «Yo, cuando voy a una juguetería a comprar, espero más que cuando le toca a mi hijo el cumpleaños, que es en abril –subrayó–. Y para ver el Athletic-Alavés en San Mamés hay más cola para sacar las entradas que lo que hay en muchos puntos de atención en Osakidetza».

En declaraciones ante la prensa, el dirigente vasco consideró que resulta «injusto» calificar de colapso la situación del sistema de Salud, que a su parecer se ha ofrecido «con normalidad». Sin embargo, admitió que los pacientes han tenido que esperar «un poco más de lo normal», lo cual achacó a un brote de gripe que ya se ha cobrado la vida de 14 personas en la Comunidad Autónoma. Respecto a las críticas recibidas por la falta de manos y espacio en los hospitales, Darpón se congratuló por el hecho de que los ciudadanos del territorio sean «cada vez más exigentes con los servicios públicos», pues es algo que le «estimula».

Sin embargo, manifestó que las opiniones negativas no hacen justicia a la realidad: «Todo el mundo sabe que tanto en los hospitales como en los puntos de atención primaria, en Urgencias hay un triaje y se atiende por gravedad –reiteró–. Por tanto, las personas graves no esperan, y las personas que tienen patología más leve en esa época del año que hay más afluencia de gente tienen que esperar un poco».