La cadena humana, a su paso por Bilbao
La cadena humana, a su paso por Bilbao - A.M.

Cargos del PNV y soberanistas catalanes participan en una cadena humana por el derecho a decidir

La iniciativa, impulsada por la plataforma independentista Gure Esku Dago, ha unido las tres capitales vascas

BilbaoActualizado:

La plataforma soberanista Gure Esku Dago ha unido Vitoria, San Sebastián y Bilbao mediante una cadena humana a la que, según los datos de la propia organización, se han sumado más de 100.000 personas. El derecho a la autodeterminación ha sido la consigna de la marcha, a la que se han adscrito cargos del PNV y de las instituciones vascas, así como representantes del independentismo catalán como el diputado de ERC Gabriel Rufián.

El dirigente barcelonés, que ha abanderado la cadena en San Sebastián, ha considerado que la cita de hoy puede constituir un «punto de inflexión» para las aspiraciones soberanistas del País Vasco: «Nos parece muy bonito, muy hermoso que la gente se dé la mano y se abrace a favor de una causa común –ha manifestado ante los medios–. El derecho a decidir, a decidir absolutamente todo, creo que es algo inherente a la condición del ser humano».

Un «día histórico» que ha puesto a la altura de la cadena humana de 400 kilómetros que tuvo lugar hace cinco años en Cataluña y que, a su parecer, «dio muchas alas» a la facción independentista del territorio. En cualquier caso, ha subrayado que hay pocas posibilidades de que el nuevo Gobierno del PSOE cumpla con sus espectativas: «No esperamos mucho, pero bienvenido sea todo lo que sea cambiar el discurso de Rajoy y Zoido», ha destacado.

Apoyo del nacionalismo vasco

Rufián ha agradecido la «solidaridad» que la causa soberanista de Cataluña ha recibido «siempre» del País Vasco. De hecho, varios de sus representantes políticos se han adscrito también a la cadena de hoy, de 202 kilómetros de distancia. Entre ellos, la presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, a la que han secundado cargos de PNV y EH Bildu como Andoni Ortuzar y Arnaldo Otegi.

También ha estado presente el presidente de los nacionalistas de Guipúzcoa, Joseba Egibar, que ha aseverado que el pueblo vasco podrá conseguir «muchas más cosas» de las que se imagina si trabaja «codo con codo»: «También es un ejercicio de autoestima, de pensar que el futuro nos pertenece a todos y de un modo inclusivo lo tenemos que ganar y protagonizar. Esta es una manera plástica de mostrar esa adhesión al derecho a decidir», ha alegado.

Al término del acto, el portavoz de Gure Esku Dago, Angel Oiarbide, ha leído en la Cámara vasca un manifiesto que define al derecho a decidir como «un instrumento fundamental para garantizar la convivencia a largo plazo». En esta línea, la organización sostiene que su único fin es el de «tomar la palabra, profundizando en la democracia, para decidir de forma soberana».

«En brazos» del soberanismo

No ha escondido el PP su incomodidad ante la presencia de dirigentes nacionalistas en la marcha por el derecho a decidir. A través de las redes sociales, la formación presidida por Alfonso Alonso ha acusado al PNV de «echarse en brazos» de EH Bildu y las plataformas independentistas «para reavivar la causa soberanista en Euskadi».

Por su parte, el secretario de Organización del PSE, Miguel Ángel Morales, ha instado a las formaciones políticas a dar respuestas a las demandas que planeta una «inmensa mayoría» de vascos que está «muy lejos de pretender un escenario de confontación» como el de Cataluña.