Gorka Urtaran y Peio López
Gorka Urtaran y Peio López - Rafa Gutierrez

El Ayuntamiento de Vitoria calla ante las ayudas a los proetarras

El Consistorio rechaza una moción para excluir a los radicales de las subvenciones

BilbaoActualizado:

El Ayuntamiento de Vitoria guardó ayer silencio ante la moción del PP para excluir de la convocatoria de subvenciones a los grupos proetarras. Ni siquiera el PSE, socio del PNV en el Gobierno municipal, utilizó su turno de palabra para debatir sobre la iniciativa, que finalmente solo obtuvo el respaldo de los populares. A juicio de la edil Ainhoa Domaica, el «plantón» del Consistorio puso de relieve el «miedo» del resto de grupos políticos «a no saber cómo explicar por qué» el dinero de los vecinos de la capital alavesa «va a financiar este tipo de acciones».

La mandataria popular se refirió así a los 9.000 euros que el Gobierno vitoriano ha facilitado a Sare y Etxerat, dos grupo de apoyo a los presos de ETA, en el marco de la convocatoria de subvenciones para el desarrollo de actividades y proyectos en materia de convivencia y diversidad. Se trata de una decisión inédita en la historia democrática del Consistorio, que nunca antes había financiado instituciones afines a la banda terrorista.

Por ello, el PP instó este viernes al alcalde, Gorka Urtaran, a modificar la convocatoria y poner «solución a una decisión equivocada». En este sentido, Domaica subrayó que el regidor nacionalista «eligió» llevar a cabo las «políticas radicales» que implantó Bildu en Guipúzcoa en lugar de buscar salida a las «prioridades» de los vitorianos: «Es un hecho preocupante y grave», manifestó la concejal popular, que reiteró que la ciudadanía demanda «proyectos que ilusionen».

«No es ilegal»

Con el fin de eludir la polémica, el Ejecutivo municipal se escudó en el carácter legal de este tipo de procedimientos, algo que reiteró ayer el teniente de alcalde y portavoz del PSE, Peio López. El dirigente socialista, que hizo hincapié en que no comparte los «objetivos» de Sare y Etxerat, emuló las declaraciones que realizó hace apenas unas semanas el propio Urtaran, quien destacó que su equipo ha seguido en todo momento «unas bases marcadas por los técnicos y no por los políticos».

«Aquí se valoran proyectos, no simpatías políticas», manifestó el alcalde de la capital alavesa, que añadió que el programa de ayudas ha sido «impecable de principio a fin y absolutamente transparente».

Sin embargo, el PP vitoriano recordó en su moción que el octavo punto del documento que recoge las bases para la concesión de ayudas excluye una serie de actividades no subvencionables: «Es posible modificar la convocatoria», alegó el grupo municipal, que subrayó que varias asociaciones de «reconocido prestigio» en el municipio no han obtenido financiación o bien la han visto reducida.