Las seis noticias que debes conocer hoy, viernes 23 de febrero

Actualizado:

[Si te perdiste las noticias imprescindibles de ayer, puedes leerlas haciendo click en este enlace]

1. Puigdemont amenaza con elecciones para arrollar a ERC. Esquerra está cediendo en todo salvo en las legalidades; está dispuesta a otorgarle a Puigdemont cualquier papel simbólico que desee si es a cambio de no incurrir en ninguna ilegalidad impugnable. Junts per Catalunya tiene ya asumido que Puigdemont no será presidente. Puigdemont, en cierto modo, también. Pero a cambio quiere tener por escrito atribuciones ilegales que no sólo no tendrá, por mucho que se escriban, sino que el contexto de ilegalidad que supondrá redactarlas retardará el regreso de la normalidad institucional en Cataluña y prolongará la aplicación del artículo 155. Junts per Catalunya da por amortizado a Puigdemont, y tiene tan claro que no será presidente como que las atribuciones «presidenciales» que reclama son imposibles, irrealizables, inaplicables. Pero quiere todavía usarle de espantapájaros para arrollar a Esquerra, para quedarse con las consejerías y direcciones clave que vertebran el Govern.

2. Trapero declara en la Audiencia Nacional por la pasividad de los Mossos en el referéndum ilegal. El antiguo jefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero vuelve este viernes a la Audiencia Nacional, en su tercera declaración como imputado por el proceso independentista ilegal. En esta ocasión, el mayor deberá responder a las cuestiones sobre la pasividad de los Mossos en el referéndum independentista ilegal del 1 de octubre. El actual responsable del cuerpo autonómico, Ferrán López, está citado como testigo, también este viernes, a las once. Las pruebas acumuladas por los investigadores acorralan a Trapero, a quien sitúan en la dirección de «un plan premeditado» para facilitar la votación ilegal, a través de la inactividad de los agentes policiales, que la juez ubica dentro de la estrategia del independentismo para lograr la secesión por los cauces ilegales.

3. Muere un ertzaina tras los violentos disturbios con ultras del Spartak en Bilbao. Se cumplió el peor de los presagios. Un agente de la Ertzaintza, identificado como Inocencio Alonso García, de 51 años y natural de Ermua (Vizcaya), murió la tarde del jueves en el marco de los altercados que tuvieron lugar en las inmediaciones de San Mamés entre aficionados del Athletic Club y el Spartak de Moscú. El policía fue trasladado de gravedad al hospital bilbaíno de Basurto, donde ingresó en parada cardiorrespiratoria y sin traumatismos, tras sentirse indispuesto durante las cargas que se llevaron a cabo contra ultras del conjunto moscovita, que previamente habían protagonizado peleas y habían lanzado objetos. Según informó el Departamento autonómico de Seguridad, al menos nueve personas fueron detenidas, tres de ellas ultras del conjunto moscovita. Los primeros indicios apuntan a que la víctima, un agente de la Brigada Móvil de la Ertzaintza, murió a causa de un infarto en el hospital de Basurto. El fallecido se desplomó en la explanada del estadio de San Mamés momentos después de que una bengala lanzada por un aficionado ruso cayera junto a él, según pudo presenciar Efe en el lugar del suceso.

4. Bildu asume que ETA ha sido derrotada y apoya su liquidación. ETA envía signos cada vez más nítidos de que su liquidación está próxima. La banda, eso sí, prefiere hablar de cierre de «ciclo», el cual podría producirse antes del verano. En cualquier caso, los criminales admitieron, en una nota remitida al diario Gara, que ha llegado la hora de abandonar el «conflicto armado» y de dejar en manos de la izquierda radical su herencia ideológica. En este punto entra en juego EH Bildu, cuyos líderes asumen que la «desmovilización» es la única salida de una organización totalmente derrotada. La coalición soberanista ve con buenos ojos la apertura de un debate en torno a la desaparición de ETA, proceso que no tiene intención de enfriar. Sobre todo, una vez constatado el fracaso de la izquierda radical en su intento de cambiar privilegios para los presos por avances en su desmantelamiento. A la espera de que el cambio de estrategia surja efecto, el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegui, subrayó este jueves que el anuncio de la banda es «positivo», y añadió que su formación seguirá «trabajando para que las cosas vayan bien».

5. Bruselas y Berlín piden pagar más a la UE para cubrir el agujero del Brexit. Los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 países que permanecerán en la UE después de la salida de los británicos se reúnen este viernes en Bruselas para analizar el futuro de la Unión. Y en el primer punto de la discusión figura el hecho de que la salida de un país contribuyente neto va a dejar un hueco en el presupuesto comunitario. Las negociaciones para el próximo periodo presupuestario, que van a empezar en los próximos meses, amenazan con ser más complejas que las del propio Brexit. El agujero que deja la salida del Reino Unido se calcula en unos 10.000 millones de euros anuales. Y eso sucede en un momento en el que la propia Unión ha emprendido una ambiciosa carrera para actuar en otros campos en los que hasta ahora no se había interesado, como la defensa, la protección de las fronteras exteriores y una verdadera política de seguridad. La conclusión es clara: si hay menos ingresos y se quiere actuar en políticas nuevas, será imprescindible que haya recortes en las principales ayudas comunitarias: en la Política Agrícola Común (PAC) y en los fondos de cohesión, que suman tradicionalmente dos tercios del presupuesto comunitario.

6. Hallan una posibilidad de entrar, vivos, en un agujero negro. En el mundo real, el pasado determina de forma única cómo será el futuro. Por ejemplo, si un físico conociera exactamente cómo nació el Universo podría calcular su futuro para cualquier momento y para cualquier punto del espacio. Sin embargo, un matemático de la Universidad de Berkeley ha descubierto que ciertos tipos de agujeros negros pueden hacer trizas esa regla. Y que si alguien se aventurara a entrar en uno de esos agujeros negros relativamente «benignos» lograría sobrevivir, aunque saldría de la experiencia con todo su pasado borrado. Y con un número infinito de posibles futuros por delante. El estudio acaba de publicarse en Physical Review Letters. No es la primera vez que se hacen afirmaciones como ésta y en el pasado los físicos han invocado una suerte de «censura cósmica» para eludirlas. Es decir, la propia Naturaleza impide con algo catastrófico (normalmente una muerte horrible) que un observador entre realmente en una región de espacio-tiempo (un agujero negro) en la que su futuro no está determinado de forma única.