María Chivite, secretaria general del PSOE en Navarra
María Chivite, secretaria general del PSOE en Navarra - ÁNGEL DE ANTONIO

Los socialistas navarros tratan de aprovechar la «abertzalización» de Podemos para quitarles terreno

Los principales cargos del partido apuestan por los postulados más radicales de Pedro Sánchez

PamplonaActualizado:

La colocación de la bandera republicana en la sede central del PSN por parte de las Juventudes Socialistas, con permiso de la dirección del partido, no es más que un paso más en el intento de comer terreno a Podemos en la Comunidad foral.

El partido de Pablo Iglesias se encuentra cada vez más cercano a los postulados de Bildu. Esta «abertzalización» se ha acentuado notablemente desde que comparten gobierno. La mayor muestra fue el encuentro desvelado por ABC que mantuvieron en Bayona la presidenta del Parlamento de Navarra, de Podemos, con el etarra Josu Zabarte.

Así que los socialistas navarros pretenden moverse por esa izquierda constitucionalista más extrema para levantar sus resultados electorales más pobres que consiguieron en las últimas elecciones forales de 2015.

De hecho, el pasado 3 de abril, el PSN ya votó a favor de colocar la bandera republicana en la fachada del Parlamento de Navarra. Eso sí, tuvo el detalle de exigir que no se colocase al mismo nivel que las banderas oficiales, la navarra y la española. Tuvo que ser el Tribunal Superior de Justicia de Navarra quien les dijera que «no es bandera constitucional» y, por ello, «cuando se trata de un edificio público no se puede hacer uso en el mismo, ni en el balcón principal, ni en cualquiera de sus fachadas o ventanas, se trate o no de un mástil o cualquier otro tipo de exhibición pública, de otra bandera que no sea la oficial».

Con Pedro Sánchez

El Partido Socialista de Navarra es mayoritariamente favorable a Pedro Sánchez en las primarias del PSOE. Nunca lo han ocultado. «Es el día más triste desde que soy militante», afirmó el secretario de Organización, Santos Cerdán, el día en que Sánchez fue derrocado. El mismo Cerdán ha acompañado en numerosas ocasiones al candidato a presidir el PSOE en su camino por las primarias. Muy cerca se le pudo ver en la presentación de la candidatura en Dos Hermanas.

Tal y como postula el sector más izquierdista del partido, los socialistas navarros votaron a favor de reducir las horas de clase de Religión en la escuela pública navarra a la mínima expresión.

Y lo que resultó más polémico. El PSN envió una representación en el acto de Reconocimiento y Reparación de las víctimas de la violencia política de grupos de extrema derecha y funcionarios públicos que celebró el Gobierno de Uxue Barkos el pasado 18 de febrero. En aquel acto estuvieron presentes también familiares de terroristas. Incluso, la familia del dirigente de los Comandos Autónomos Anticapitalistas, Naparra, se encargaron de leer el manifiesto de las víctimas. Eso sí, los dos parlamentarios socialistas que acudieron no aplaudieron en ningún momento.

Límites

Porque, pese a su radicalización, los socialistas todavía tienen unos límites que no lo traspasan. Por ejemplo, la dirección del PSN desautorizó de inmediato a los concejales socialistas de Alsasua que apoyaron a los agresores de los dos guardias civiles y sus parejas el pasado 15 de octubre en la localidad navarra.

Respecto al terrorismo de ETA, los socialistas nunca han tenido dudas, aunque el pasado 27 de marzo apoyaron una declaración institucional del Parlamento de Navarra en el que se mostraba su aprobación a la actuación del Comité Internacional de Verificación y a los autodenominados ‘artesanos de la paz’ que intervinieron en el desarme de ETA y que no cuentan con el reconocimiento del Gobierno de España.