Última Hora Tiroteo en la estación de tren de Nimes, de donde hoy salía la Vuelta

Navarra

Medio centenar de militares de la UME se incorporan a las labores de extinción del incendio de Navarra

Se prevé que bomberos y militares continúen trabajando durante toda la noche

Medio centenar de militares de la UME se incorporan a las labores de extinción del incendio de Navarra

El incendio que se inició a última hora de la mañana entre las localidades navarras de Tafalla y Pueyo ha adquirido tales dimensiones que el Gobierno de Navarra ha tenido que solicitar la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias para tratar de controlar las llamas. Son más de 2.000 hectáreas las que están ardiendo en estos momentos.

De hecho, el director del servicio de Bomberos de Navarra ya ha advertido que se están preparando los relevos ante la previsión de que el fuego se mantenga durante toda la noche.

En la actualidad están actuando unos 60 bomberos, a los que se añadirá medio centenar de militares de la UME. A lo que hay que añadir 18 vehículos traídos por los militares, tres bulldozer del Gobierno de Navarra, y un total de 8 aeronaves que colaboran en la extinción del incendio. Del mismo modo, voluntarios de la DYA y los vecinos de las localidades afectadas han puesto sus tractores y maquinaria a disposición del Gobierno para realizar cortafuegos. En este sentido, la consejera de Interior del Gobierno de Navarra, María José Beaumont, ha agradecido expresamente la colaboración de los vecinos.

El director del servicio de bomberos ha destacado la rapidez con la que se han propagado las llamas, ya que han recorrido unos diez kilómetros en unas tres horas. También ha incidido en que en estos momentos no se teme por ninguna localidad de las afectadas, si bien, a media tarde ha habido temor porque las llamas pudieran llegar a Pueyo o Artajona.

El fuego se ha iniciado en la mediana de la autopista AP-15, lo que hace sospechar que se trate de una colilla lanzada desde un vehículo lo que ha iniciado las llamas. Las altas temperaturas, de unos 35 grados, el viento y la sequedad del ambiente han hecho que las llamas se propagasen inmediatamente.

No obstante, el director del servicio de Montes del Gobierno de Navarra ha destacado que la rapidez con que se han extendido las llamas puede provocar que la superficie realmente quemada sea menor porque es posible que el fuego haya saltado por encima de zonas de depresión dado lo irregular del terreno y que los daños sean menores ya que los árboles han estado parcialmente expuestos al fuego y no durante mucho tiempo.

Toda la actualidad en portada

comentarios