Navarra

Cuatro detenidos en una manifestación de la escisión de Bildu

La manifestación, que no había sido comunicada para pedir los pertinentes permisos, se ha iniciado hacia las 18:45 de la tarde con la lectura de un comunicado por parte de dos enmascaradas

Imagen de la manifestación celebrada en Pamplona
Imagen de la manifestación celebrada en Pamplona - PABLO OJER
PABLO OJER Pamplona - Actualizado: Guardado en: España Navarra

La capital navarra ha vivido una tarde como hacía tiempo que no se producía. Una manifestación ilegal de grupos escindidos de Bildu ha terminado con graves incidentes. La manifestación estaba convocada por grupos reunidos en el Movimiento de Autodefensa contra la Represión, que engloba a grupos como la escisión violenta de Bildu, ATA; la peña radical de Osasuna, Indar Gorri; el sindicato abertzale Ikasle Abertzaleak u okupas abertzales.

La manifestación, que no había sido comunicada para pedir los pertinentes permisos, se ha iniciado hacia las 18:45 de la tarde con la lectura de un comunicado por parte de dos enmascaradas. Nada más iniciar la marcha, numerosos manifestantes han sacado al menos cinco sacos de piedras que portaban y han comenzado a lanzarlas junto con botellas contra las furgonetas de la Policía Nacional que se encontraban en la Plaza del Castillo de Pamplona. No les ha importado que en este lugar hubiera numerosas familias con niños incluidos que disfrutaban de una agradable tarde primaveral.

Cuando la zona se ha despejado, la Policía ha respondido con material antidisturbios, especialmente pelotas de goma. Los manifestantes han comenzado a correr por las calles en dirección a la zona donde se sienten más cómodos y han cruzado contenedores al tiempo que les prendían fuego.

Los manifestantes habían acudido a Pamplona con la única intención de provocar incidentes. De hecho, han lanzado numerosos cohetes, un arma poco frecuente puesto que necesita de una preparación previa y resulta especialmente peligrosa ya que son artefactos con punta de hierro que corren por el suelo sin rumbo determinado hasta que terminan explotando con gran peligro.

La Policía ha conseguido cercar a los manifestantes en la plaza de Navarrería, donde a esta hora todavía hay algún grupo que arroja piedras a la Policía. Hasta el momento, se han registrado al menos cuatro detenciones. Todos ellos procedentes del País Vasco, ya que se trataba de una manifestación «nacional».

Toda la actualidad en portada

comentarios