Fotolia

Dos años de cárcel por robar langostinos valorados en 29,95 euros

El procesado pasará seis meses más en prisión por las lesiones que causó a un empleado del supermercado

BilbaoActualizado:

El Juzgado de los Penal número 1 de Pamplona ha condenado a dos años de cárcel a un hombre que robó cuatro cajas de langostinos por valor de 29,95 euros en un supermercado de Sarriguren. El procesado pasará seis meses más en prisión por las lesiones que causó a un empleado del establecimiento.

Los hechos tuvieron lugar la tarde del 6 de febrero de 2017. El ladrón entró en el supermercado y escondió bajo su ropa cuatro cajas de langostinos valoradas en 29,95 euros. Una vez llegó a la caja, afirmó a un trabajador que no había encontrado lo que quería y que se marcharía sin comprar.

Sin embargo, uno de los empleados advirtió que la chaqueta del hombre estaba anormalmente abultada, razón por la cual le pidió que esperara mientras avisaba al encargado. El procesado hizo caso omiso de la orden, pero el trabajador no desistió y le emplazó a devolver lo que había robado hasta la misma puerta del supermercado. Una vez fuera, el ladrón le empujó y salió corriendo.

Mientras huía, el individuo perdió su teléfono móvil, por lo que tuvo que volver atrás para recuperarlo. En ese momento volvió a cruzarse con el empleado, que insistió en que devolviera lo que se había llevado. El procesado abrió su chaqueta y dejó caer las cajas de langostinos, lo cual provocó lesiones en una mano al trabajador, que requirió tratamiento médico quirúrgico.

Por esta razón, el Juzgado de los Penal número 1 de Pamplona ha considerado al agresor culpable de un delito de robo con violencia atenuado con la agravante de reincidencia, lo que implica una pena de dos años de cárcel. También le achaca un delito de lesiones por el que permanecerá encerrado otros seis meses más.

En concepto de responsabilidad civil, el acusado deberá indemnizar al empleado del supermercado con 3.380 euros por los días en que tardó en sanar de sus heridas y 732 euros por las secuelas, y al supermercado con 29,96 euros por las cuatro cajas de langostinos, que no pudieron ponerse a la venta.