Un joven pasea por una calle de Lavapiés, epicentro de las viviendas de uso turístico de Madrid
Un joven pasea por una calle de Lavapiés, epicentro de las viviendas de uso turístico de Madrid - ISABEL PERMUY

Las viviendas de uso turístico de la Comunidad de Madrid deberán tener un Certificado de Idoneidad

Podrán alquilarse por habitaciones, y la comunidad de propietarios podrá prohibir este uso en el inmueble

MADRIDActualizado:

El Gobierno de la Comunidad Madrid inicia los trámites para modificar el decreto que regula la actividad de alquiler de pisos turísticos en la región. Este decreto, que se publicará este miércoles en el Portal de Transparencia de la Comunidad de Madrid, establece que se podrán alquilar estas viviendas de uso turístico por habitaciones, y el canal que las oferte estará sujeto al mismo control sancionador que las empresas turísticas. Y fija la obligación de tener un Certificado de Idoneidad para poder explotar estas viviendas.

En la nueva norma, se establece que las comunidades de propietarios podrán prohibir, en sus estatutos, que haya viviendas de uso turístico en el edificio. Y también se señala qué se considera Canal de Oferta Turística, de manera que las plataformas que ofrecen este tipo de viviendas quedarán sujetas al régimen sancionador cuando se produzca algún incumplimiento. Concretamente, se considera infracción grave no cumplir las obligaciones de información, como sería no registrar el piso turístico en el registro de la Comunidad de Madrid.

Además, los propietarios de apartamentos turísticos estarán obligados, al igual que lo están los de hoteles y hostales, a dar información a la Policía sobre las personas que los ocupan. Y tendrán que contar con un seguro de responsabilidad civil, igual que con hojas de reclamaciones.

La presidenta Cifuentes ha explicado que con esta nueva norma se intenta «aportar seguridad y más calidad» a esta actividad de alquiler de viviendas turísticas. Ahora, el decreto se someterá durante 15 días a información pública y se hará llegar a las asociaciones del sector para recibir sus aportaciones antes de su aprobación definitiva.

«No estamos en contra de las viviendas de uso turístico; pero queremos que haya más seguridad, sobre todo para los usuarios», ha señalado la jefa del Ejecutivo regional. Entiende que es una actividad «perfectamente legal» y que en Madrid no se percibe como agresiva, como sí ocurre en otros puntos de la geografía española, como Barcelona.