Una de las barricadas que los violentos provocaron en la noche del jueves - MAYA BALANYÀ | Vídeo: Vecinos de Lavapiés hablan después de los destrozos en el barrio

Vecinos de Lavapiés piden al Ayuntamiento que «no les pongan en el punto de mira de los violentos»

La Plataforma del Barrio de Lavapiés expresa su apoyo a los cuerpos policiales Nacional y Municipal y reconoce la labor que realizan en la zona

MADRIDActualizado:

Una plataforma de vecinos del barrio de Lavapiés ha remitido hoy un manifiesto en el que dice que se trata de un vecindario pacífico que no quiere ser «campo de batalla» de los violentos ni de los antisistema, los cuales -dice- «no fueron invitados por los vecinos» del barrio de Lavapiés.

La Plataforma del Barrio de Lavapiés alude a los sucesos acaecidos el viernes pasado, cuando el fallecimiento -por un infarto- de un «mantero» senegalés (Mame Mbaye) que era perseguido por la Policía generó unos disturbios con actos violentos que dejaron grandes destrozos en el barrio.

El manifiesto está dirigido al Ayuntamiento, a la Subdelegación de Gobierno en Madrid, a la Viceconsejería de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, a la Jefatura Superior de Policía de Madrid y a la Jefatura de Policía Municipal madrileña.

«No insultamos, ni lanzamos piedras y/o sillas a la Policía, no alentamos a nadie a hacerlo, no quemamos sucursales bancarias, no rompemos mobiliario urbano, no quemamos contenedores ni ponemos en peligro la vida de ninguno de nuestros vecinos», dice el manifiesto.

El manifiesto se dirige el Ayuntamiento y le exige que «si no quieren ayudar a resolver los problemas de Lavapiés, por lo menos no nos pongan en el punto de mira de los violentos». Los vecinos de Lavapiés piden también «coherencia y responsabilidad» a los políticos y a los medios de comunicación que «calentaron los ánimos innecesariamente».

Los vecinos expresan su apoyo a los cuerpos policiales Nacional y Municipal y reconocen en su texto la labor que realizan en el barrio.

Con respecto a los disturbios generados por el fallecimiento del ciudadano senegalés diversas fuentes consideraron que fueron protagonizados por grupos «antisistema» procedentes de otras zonas de Madrid y no por vecinos de Lavapiés.